Western Union alerta sobre afectaciones en envíos de remesas a Cuba

LA HABANA, 20 ene.  El director financiero de Western Union, Raj Agrawal, se mostró esperanzado de que la compañía regrese a Cuba tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca como presidente 46 de Estados Unidos.

«Tenemos la esperanza de que, dejando a un lado cualquier preocupación que pueda haber desde el punto de vista administrativo, nos permitan transferir el dinero de las personas que desean enviarlo a sus seres queridos», dijo Agrawal a la agencia Reuters.

Agrawal también mencionó que con la nueva administración hay posibilidades de que entren en juego «algunas de las políticas y cosas de las que han hablado», las cuales serán beneficiosas para la compañía.

Las declaraciones del director financiero de Western Union ocurrieron en horas previas a que Joe Biden asumiera oficialmente el cargo como presidente de Estados Unidos.

Biden aseguró que la eliminación de las trabas administrativas contra remesas y viajes a la isla sería una de sus primeras medidas una vez que ocupe la oficina presidencial ya que las restricciones actuales «perjudican al pueblo cubano y mantiene a las familias separadas».

Sin embargo, que Western Union regrese al negocio de envío de remesas a la isla no será tan fácil luego de que Cuba fuera incluida en la lista de países que patrocinan el terrorismo.

Tras 21 años de trabajo ininterrumpido, Western Union dejó de trabajar en Cuba luego que la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) sancionara a la empresa cubana FINCIMEX S.A. por sus vínculos con el poder militar de la isla.

La medida entró en vigor el 23 de noviembre de 2020 poniendo fin a un negocio de 2.8 millones de transferencias únicas y unos $1,500 millones anuales desde Estados Unidos.

En Cuba Western Union tenía más de 400 puntos de entrega de dinero, que debieron suspender sus servicios porque la parte cubana, previamente advertida, no buscó una empresa alternativa que no estuviera vinculada al conglomerado de GAESA y que se encargara de recibir el dinero enviado desde otros países.