LA HABANA, 25 oct. (Reuters) Cuba pagó esta semana la tercera cuota de una deuda renegociada de US$2.600 millones a 14 naciones, dijeron diplomáticos, y además firmó 10 acuerdos de inversión como parte del primer canje que suscribe desde la Revolución de 1959.

Cuba alcanzó un acuerdo en 2015 con miembros del Club de París, formado por países acreedores que perdonaron US$8.500 millones de un deuda de US$11.100 millones que incumplió hasta 1986, así como otras acreencias.

El reembolso de la deuda restante fue reestructurada hasta 2033. Cuba pagó aproximadamente 60 millones de dólares el año pasado y casi 70 millones este año de los vencimientos al 31 de octubre.

El pacto fue firmado cuando mejoraron las relaciones entre Estados Unidos y Cuba bajo la presidencia del demócrata Barack Obama, lo cual también permitió a La Habana afianzar los nexos con otras naciones occidentales. Cuba no es miembro del Fondo Monetario Internacional (FMI) ni del Banco Mundial (BM).

España y Francia, dos de los principales acreedores, son los únicos países que han negociado con éxito los canjes, según fuentes diplomáticas y empresariales con conocimiento de los pactos.

“El gobierno de cada país acreedor participante o sus instituciones apropiadas pueden vender o intercambiar en el marco del canje de la deuda” una gran proporción de la deuda restante, según el acuerdo del Club de París visto por Reuters.

Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Holanda, España, Suecia y Suiza han renegociado su deuda bilateralmente desde 2015.

Los acuerdos frecuentemente incluyen el establecimiento de fondos de contravalor -que tienen un valor combinado estimado de alrededor de US$750 millones de dólares de los 2.600 millones adeudados- que permiten descontar un porcentaje del dinero adeudado a cambio de proyectos locales de desarrollo conjunto.

España y Francia, dos de los principales acreedores, son los únicos países que han negociado con éxito los canjes, según fuentes diplomáticas y empresariales con conocimiento de los pactos.

España ha firmado nueve proyectos en apoyo a empresas conjuntas y otras iniciativas españolas para la fabricación de cajas de cartón, estructuras de aluminio, servicios ferroviarios, andamios y otros artículos a los que Cuba aportó el equivalente a unos US$24 millones del fondo.

En tanto que un proyecto francés, de US$46 millones para desarrollar la ganadería y productos lácteos en la central provincia de Camagüey, está en funcionamiento junto con el banco de desarrollo de Francia y al cual la isla aportó el equivalente a US$6 millones.

Las fuentes dijeron que otros proyectos, entre ellos de infraestructura, estaban en discusión y también podrían involucrar a la Unión Europea y bancos regionales de desarrollo.