Banco Central de Cuba y Fincimex expandirán sistema de pagos por tarjetas magnéticas

LA HABANA, 17 apr. La devaluación del peso cubano (CUP) ha traído como consecuencia que para pagar un producto o servicio los cubanos

deben tener mayor cantidad de dinero en efectivo en sus manos por lo cual el gobierno intenta expandir el sistema de pagos por tarjetas magnéticas para una mayor seguridad y evitar el flujo de billetes en efectivo.

En este esfuerzo por informatizar las relaciones comerciales al momento del pago el Banco Central de Cuba (BCC) y Fincimex se comprometieron a expandirán sistema de pagos por tarjetas magnéticas mediante la instalación de un mayor número de Terminales de Puntos de Venta (TPV), equipos que le piden al titular de la tarjeta que introduzca su PIN de seguridad bancaria de 4 dígitos.

De las principales dudas consultadas en el espacio televisivo El Tema Cuba, de la Revista Informativa Buenos Días, se abordó el proceso de creación de tarjetas magnéticas, la limitación con la compra a través de las mismas (pues solo pueden adquirir productos los titulares) y las demoras en los comercios que poseen TPV.

En un reciente abordaje sobre el tema el espacio televisivo Buenos Días entrevistó a varios funcionarios del BCC, quienes achacaron al “control interno” dentro del banco como el principal impedimento para el déficit de tarjetas magnéticas en poder de la población, además sostiene que la creación de la tarjeta magnética es un proceso “complejo” que no puede hacerse de la noche a la mañana. Pese a todo señalan que en el país hay más de 4 millones de tarjetas magnéticas de débito.

“En el año 2020 se introduce el PIN digital, ya no se imprime el PIN en la mayoría de los casos, sino que se da unas coordenadas aleatorias de la propia tarjeta de coordenadas con la cual la persona puede confeccionar su propio PIN”.

En el espacio televisivo se aclaró que “la Tarjeta de coordenadas, es la tarjeta multibanca o telebanca. Se le conoce con varios nombres comerciales en dependencia del que le otorga el banco. Es un método de seguridad para el acceso a la cuenta bancaria”.

“Por norma, un trabajador bancario no puede poseer la tarjeta magnética y la tarjeta de coordenadas. Si el trabajador tiene accesos a ambas tarjetas, tiene acceso a la cuenta bancaria del cliente”, expresaron en referencia a la tarjeta de matriz de códigos que va asociada a la tarjeta magnética de débito para pagar en comercios online.

Ante las dudas expresadas por la población referentes a que con la tarjeta magnética solo puede hacer compras el titular de la misma, los especialistas bancarios expresaron que “una tarjeta es intransferible, es el medio de pago de una persona, si lo entregamos a un tercero ponemos en riesgo la seguridad de la cuenta bancaria”.

Por tal motivo a la hora de hacer una compra se exige el carnet de identidad para que el cajero del comercio pueda cotejar si se trata del titular de la tarjeta magnética. Este proceso suele demorar la cola pues hay comercios en los que “se toman muchos datos”.

“Reconocemos que esto trae demora, algo que debe llegar segundos puede tomar varios minutos. Estas prácticas deben reducirse”, añadió. Es por eso que el BCC de conjunto con Fincimex introducirán más TPV con las características que este le pida al usuario su propio PIN y de esta forma se da seguridad a la compra.

Con este método un tercero, previa autorización del titular de la tarjeta y con el conocimiento del PIN, puede comprar en las tiendas sin ser el titular. Esto es un pedido de la población pues muchos titulares de las tarjetas magnéticas son personas de la tercera edad que reciben su pensión por este medio de pago y no son muy ágiles con las nuevas tecnologías.

( www.periodicocubano.com )