Vuelos entre Cuba y Rusia podrían restablecerse para temporada invernal

Aeroflot reanuda vuelo Moscú La Habana el 15 de septiembre.

LA HABANA, 19 ago. Los vuelos comerciales entre Cuba y Rusia podrían restablecerse para la temporada invernal, según fuentes diplomáticas de la isla.

En otoño podría haber una definición de las acciones a emprender para restablecer algunos vuelos en invierno, declaró el embajador cubano en Moscú, Julio Garmendía, al medio ruso Izvestia.

El diplomático cubano comentó que “sabemos que los rusos están deseosos de regresar a vacacionar en Cuba y los cubanos los están esperando con toda la hospitalidad que los caracteriza”.

También recordó que el turismo ruso fue uno de los pocos que se mantuvo durante los meses de la pandemia de COVID-19 en la isla.

Apuntó, que durante dos años consecutivos el turismo ruso se situó en el primer lugar de los clientes recibidos en Cuba, por lo que “constituye un mercado importante para la recuperación económica”.

Garmendía informó, además, que desde 2021 Moscú y La Habana trabajan para implementar en la isla el sistema ruso de pagos MIR.

Aseguró, que “está próxima a concluir la primera etapa de trabajo, cuyo objetivo es interconectar los sistemas de pago de ambos países. Esta fase se centró en el uso de las tarjetas MIR en los cajeros automáticos de la isla, y que pueda extenderse por todo el país”.

El diplomático comentó que para Cuba esta es una vía más para que el sistema bancario y financiero se expanda a otros mercados, con un enorme potencial que facilitará en gran medida las transacciones financieras bilaterales.

Asimismo, aseguró que este paso será una ventaja rápida y segura para los miles de visitantes rusos que arribarán a la nación antillana.

Reiteró que “se espera que para finales del presente año ya sea posible la utilización de estas tarjetas en territorio cubano”.

No obstante, a finales de julio la Agencia Federal de Turismo de Rusia puntualizó que las tarjetas del sistema ruso Mir no pueden usarse aún en Cuba, desmintiendo la noticia de que el servicio se había implementado en la isla.

Zarina Doguzova, jefa de la agencia turística rusa, desmintió en su canal de Telegram que las tarjetas rusas Mir pudieran utilizarse en cajeros automáticos de Cuba.

«A propósito de la difusión de la posibilidad de retirar efectivo de la tarjeta Mir en Cuba, esta opción no está disponible actualmente. Al mismo tiempo, se está trabajando realmente en la organización de los servicios de las tarjetas en Cuba. Tan pronto como exista tal oportunidad para nuestros turistas, definitivamente les informaremos junto con nuestros colegas del sistema de pago Mir», sostuvo Doguzova.

En abril último, el gobierno de Rusia reanudó vuelos comerciales con 52 «países amigos» y entre ellos no incluyó a Cuba, uno de los pocos en el mundo que no ha condenado su invasión a Ucrania.

El primer ministro Mikhail Mishustin informó que se acababan las prohibiciones de vuelos hacia y desde 52 países, coincidiendo con que dentro del territorio ruso, el gobierno está levantando las restricciones relacionadas con el COVID-19.

«A partir del 9 de abril, levantaremos las restricciones establecidas para combatir la pandemia de coronavirus, que se aplicaban a nuestros vuelos regulares y chárter entre Rusia y otros países», dijo el funcionario en esa ocasión.

«Ahora, estamos reanudando los vuelos con 52 países, incluidos Argentina, India, China, Sudáfrica y otros estados amigos», añadió, sin citar a Cuba.

En marzo, la aerolínea rusa Azur Air completó los vuelos de regreso de ciudadanos rusos que estaban de vacaciones en Cuba.

Según explicó en un comunicado, Azur Air trasladó a 12,638 pasajeros que se encontraban en Cuba, México y República Dominicana en 33 vuelos.

Precisamente esos vuelos posibilitaron también que 93 ciudadanos de países latinoamericanos que quedaron varados en Rusia pudieran regresar a Cuba, República Dominicana, Ecuador, Chile, Costa Rica y Argentina.

A finales de febrero suspendieron sus vuelos a Cuba, por las restricciones impuestas para el uso del espacio aéreo en varios países al gobierno de Vladimir Putin, como sanción a su invasión a Ucrania.

Fuente