Un recorrido por La Habana en un Porsche clásico: revitalizar el país caribeño en un ‘356’

Un recorrido por La Habana en un Porsche clásico: revitalizar el país caribeño en un '356'

LA HABANA, 26 aug. Ernesto Rodríguez Guzmán, Ernestico en el mundo del arte, es un músico cubano.

Desde hace más de diez años vive en Italia gracias a la buena suerte, al amor, que le garantizó un pasaporte de la Unión Europea, y a su cultivado talento de percusionista, refrendado por el diploma del conservatorio Roldán de La Habana.Un recorrido por La Habana en un Porsche clásico: revitalizar el país caribeño en un '356'

Gracias a su impresionante laboriosidad y a su imparable voluntad por hacer cosas, ha formado un grupo de jazz, participa en festivales de todo el mundo, graba discos continuamente, hace arreglos. En esto último demuestra la misma habilidad que todos sus compatriotas, que del arte del arreglo han sabido hacer una filosofía de vida.Un recorrido por La Habana en un Porsche clásico: revitalizar el país caribeño en un '356'

Ernestico, enamorado desde siempre del estruendo de los 356, el primer modelo de Porsche logró comprar uno de ellos en La Habana, un 1500 A, y se comprometió a crear un Porsche Club en Cuba, con la ayuda de Porsche Italia y de la casa matriz alemana, para revitalizar la marca en el país caribeño. ¿El resultado? Todo un éxito. Un recorrido por La Habana en un Porsche clásico: revitalizar el país caribeño en un '356'Con información de elconfidencial.com