Un aguacero torrencial provoca inundaciones en Centro Habana y Cerro

inundaciones en Centro Habana y Cerro

LA HABANA, 10 dic. (14ymedio) Un aguacero torrencial ocurrido en la tarde de este domingo provocó inundaciones en zonas de Centro Habana y Cerro, en La Habana.

Muchos vecinos de la barriada de Los Sitios se vieron obligados a evacuar muebles, electrodomésticos y poner el resto de sus pertenencias a salvo ante el avance de las aguas, según reportes de residentes en el lugar.

Las áreas más afectadas estuvieron alrededor de las calles Subirana, Árbol Seco y las cercanías de Santo Tomás. Se reportaron también fuertes inundaciones en vías como Amenidad y las proximidades de Manglar, además del resto de otras zonas bajas cercanas al área deportiva Pontón.

«No dio tiempo a nada, el agua comenzó a subir de pronto y cuando nos vinimos a dar cuenta ya nos llegaba por la rodilla», contó vía telefónica Niuris María, una vecina de la calle Subirana que debió evacuarse junto a sus dos hijos en casa de unos vecinos que viven en altos. «Pudimos subir el refrigerador a una mesa, pero se nos han mojado los colchones», lamenta.

Cuando la noche cayó en la barriada, los residentes de las zonas inundadas seguían sacando al exterior muebles y otras pertenencias para salvaguardar las de las aguas. «No ha venido nadie por aquí todavía y hace dos horas que el aguacero se acabó», se quejaba un joven que junto a varios amigos publicó fotos de las inundaciones en las redes sociales.

«Ni una patrulla ni un rescate ni nada», lamentaba otro joven en un video en YouTube en el que se veía la calle a sus espaldas cubierta por el agua y a los residentes en el lugar cargando butacones y otras pertenencias. El internauta describió que muchas familias sufrieron pérdidas «en electrodomésticos y en todo».

Los vecinos de esta zona baja, acostumbrados a que los aguaceros provocan que las calles se llenen de agua, han construido todo tipo de barreras para evitar que las aguas entren a las casas. La mayoría de los que viven en planta baja han subido el marco inferior de la puerta y creado una pequeña escalera de acceso a la vivienda.

«El agua se pasó el muro rápidamente porque llovió mucho en muy poco tiempo», explica a 14ymedio, Mario Ricardo, un jubilado que vive en las cercanías de la calle Santo Tomás, en una de las zonas más afectadas por el aguacero. «Desde que empezó a llover nos dimos cuenta de que este domingo no íbamos a poder dormir».

En la madrugada, todavía las aguas no se habían retirado del todo y los más afectados esperaban porque saliera el sol para poner a secar sus pertenencias. «Este lunes mis dos niños no podrán ir a la escuela porque toda la ropa se nos mojó y la más pequeña tiene un examen», comentó otra vecina a este diario. «Esperamos que no vuelva a llover en las próximas horas para poder recuperar parte de lo que está mojado».

Para la jornada de este lunes el Instituto de Meteorología pronostica nublados en la región occidental con algunos chubascos y lluvias, principalmente en zonas de la costa norte.