Turismo ruso se adueña de Varadero

Turismo ruso se adueña de Varadero

LA HABANA, 25 apr. Con el aterrizaje de la nave Boeing 777, este sábado la compañía Norwind se sumó a sus coterráneas Azur Air y Royal Flight,

para completar el trío de las aerolíneas rusas nuevamente enlazadas con el aeródromo de la provincia de Matanzas, en el occidente de Cuba.

El turoperador Pegas Touristik, el más veterano entre sus homólogos Anex Tour y Coral Travel, también activos en el balneario, agradeció el retorno a la península de Hicacos, tramo de mar que los vacacionistas siguen prefiriendo, a pesar de la distancia de más de 9 mil 520 km entre los aeroparques de Moscú y Varadero, lo que obliga a vencer 12 largas horas de viaje.

Precisamente para facilitar el rápido hospedaje en los hoteles luego de tan larga travesía, todo funciona como un reloj, asegura José Antonio García Manso, director general del aeródromo matancero. “Lo más importante, afirmó, es respetar con rigor la vigilancia epidemiológica. Estamos comprometidos con brindar seguridad, confort y calidad en todas nuestras prestaciones”, reiteró.

Norwind se convirtió en la tercera línea aérea en retomar la operativa con el aeropuerto Juan Gualberto Gómez. Foto: Noryis.

Sin contar el arribo de este 24 abril, en ninguno de los cuatros vuelos anteriores las pruebas de PCR practicadas arrojó casos positivos a la COVID-19 entre los turistas, aseguró a la prensa Carlos Raúl Pérez Hernández, jefe de control sanitario internacional en la terminal aérea, fundada el 25 de septiembre de 1989.

El facultativo se refirió a los tres anillos de control al que son sometidos los viajeros, especialmente la toma de muestra de PCR, la que se envía al Laboratorio de Biología Molecular de la ciudad de Matanzas y en un aproximado de 24 horas ya se tiene el resultado, acotó.

Ernesto Oliva, jefe de operaciones la agencia de viajes Cubanacán, ponderó el restablecimiento de la operativa con Rusia, válida por la dinamización de la industria de ocio matancera, la de mayor aporte de divisas al país, y de los empleos turísticos.

Manifestó que para satisfacer el perfil de los clientes de este mercado, se diseñó un programa de excursiones opcionales donde descuellan las actividades náuticas y de ecoturismo, estas últimas en el municipio de la Ciénaga de Zapata, enclave de naturaleza ubicado al sur de esta provincia.

Después de la pausa provocada por el SARS-CoV-2, la península de Hicacos se convirtió en el segundo punto de la Isla a donde regresaron los turistas rusos, luego de que en noviembre del pasado año Jardines del Rey recibiera los primeros clientes de ese mercado, consagrado entre los primeros emisores a Varadero y al país.