Transporte público solo funciona el 52% de la flota estatal automotor

El transporte: otro deporte extremo del cubano

LA HABANA, 20 dic. El ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, aseguró que en la isla solo funciona el 52% de la flota automotor de los servicios para pasajeros en la isla.Ante la Comisión de Atención a los Servicios del Parlamento cubano en la reunión ordinaria de la IX Legislatura, que reseña el portal oficialista Cubadebate, Rodríguez Dávila puntualizó que la disponibilidad de la flota técnica automotor en la isla es de un 52%, “por lo que estamos trabajando con la mitad de los medios necesarios”.

Igual expuso para argumentar la crisis del transporte público en la isla que, aunque se ha aprobado el 44% de las necesidades de inversiones, solo se ha podido ejecutar el 29% de ese plan.

Puntualizó, además, que La Habana, la disponibilidad de ómnibus en estos momentos es de 434, cifra insuficiente ante la creciente demanda de trasportación.

Rodríguez Dávila argumentó en su intervención ante los parlamentarios cubanos que entre las principales causas de ese deterioro se encuentran las carencias de neumáticos y baterías, así como la no reparación de los motores.

Asimismo, señaló, el incremento de la edad de la flota a siete años, porque no se han podido adquirir nuevos equipos, además del poco mantenimiento que ha recibido la existente, aunque, puntualizó, se prevé la incorporación de 84 ómnibus para el próximo mes.

También se refirió que aún queda está pendiente  la inversión para adquirir 23 locomotoras de alta potencia y 160 coches para los servicios de trenes nacionales, así como la adquisición de un ferry que cubra la ruta hacia Nueva Gerona.

En el debate sobre este espinoso y añejo tema, Marice Guzmán, diputada por San Miguel del Padrón, apuntó que la insuficiente oferta de los servicios a nivel local y territorial, debido a la paralización de los medios de transporte, es un constante reclamo de los capitalinos.

Por su parte, el diputado Ramón Javier Pérez de Ciego de Ávila, apuntó que en ese territorio hay una situación crítica, ya que la disponibilidad técnica solo es del 36%.

El ministro expuso como estrategia para mejorar los servicios de transportación pública en el país la recuperación de los medios paralizados, avanzar en la informatización de los servicios, así como adoptar medidas para detener el deterioro e impulsar el mejoramiento de la infraestructura vial.

Además, dijo, trabajan para asegurar los recursos financieros en MLC, así como la implementación de proyectos de movilidad con financiamiento externos.

En noviembre último trascendió que las autoridades de La Habana aprobaron un paquete de medidas para intentar paliar el déficit de transporte público en la ciudad, como la de permitir un mayor número de pasajeros en los ómnibus, pese a los riesgos por la pandemia de coronavirus, además de aprobar un refuerzo de la flota de 40 autobuses para operar en los puntos de alta concentración de personas durante los horarios pico del día. (Cibercuba)