¿Terminó la «contingencia» del combustible en Cuba?

¿Terminó la «contingencia» del combustible en Cuba? Díaz-Canel dice que sí

LA HABANA, 1 nov. Aunque en La Habana las colas para conseguir combustible siguen durando días, y en el resto de las provincias es igual o peor, la máxima dirección del país considera que la crisis con el combustible en Cuba ya va siendo cosa pasada.

Así consideró el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en la última reunión del Consejo de Ministros que sesionó en jornadas recientes en la capital.

El mandatario aseguró que se “logró pasar esa etapa.

”, “con menos afectaciones que las que podían existir para la gravedad que se nos presentó en las últimas semanas de septiembre y en las primeras semanas de octubre”.

Para Díaz-Canel, la llamada “contingencia” está superada, y según explicó a los presentes, eso se logró en parte gracias a las medidas de ahorro y de eficiencia energética, así como los ajustes en la actividad económica y social adoptados.

Entre esas medidas destacó las tomadas en panaderías y otros centros productivos, además de las adecuaciones a los transporte pasajeros y de carga, incluyendo exigir a los medios estatales ponerse en función del transporte público.

Asimismo, el presidente consideró importante promover la participación popular y que existen potencialidades todavía sin aprovechar, por lo que “hay que tener un diálogo, una conversación permanente con nuestra población”, dijo.

Rectificar lo que no ha salido bien

Díaz-Canel llamó al Consejo de Ministros a “escuchar mucho lo que plantea el pueblo y constantemente estar atendiendo los estados de opinión de la población”.

Dijo también el presidente que no sólo hay que mantener las medidas que dieron resultado sino modificar sin vacilar aquellas que no funcionaron bien y proponer nuevas acciones, para continuar elevando el ahorro y la eficiencia energética.

Además, reconoció que se deben “escuchar y valorar con sentido crítico las propuestas que hacen economistas, expertos y académicos sobre las posibles soluciones para enfrentar la situación actual”.

El diálogo entre el pueblo y las autoridades, sin embargo, no tiene nuevos espacios e incluso las rendiciones de cuentas de los delegados, previstas para las semanas por venir, se pospusieron para el 2024. Por otro lado, las posiciones críticas no son aplaudidas por el Código Penal vigente.

Fuente