Situación epidemiológica de Cuba seguirá siendo compleja

LA HABANA, 26 Julio Expertos cubanos pronosticaron que la Isla mantendrá un difícil panorama epidemiológico a causa de la COVID-19

al menos hasta finales de agosto, cuando esperan que la situación comience a mejorar paulatinamente.

Los especialistas consideraron que, aun con las medidas y protocolos establecidos, y el plan de vacunación en marcha, la curva de contagios diarios podría alcanzar un pico de 9.500 casos, según informaron recientemente en el programa televisivo de Mesa Redonda.

El Dr. Raúl Guinovart, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, presentó varios modelos de escenarios posibles en el país, atendiendo la vacunación, la eficacia de las vacunas que se aplican, la población en riesgo de contagio y el coeficiente de transmisión del virus, entre otros factores.

A partir de lo anterior, el experto comentó que al menos hasta que termine el actual mes, el número de casos confirmados debe seguir creciendo y que «el pico, en el mejor escenario, sería a finales de julio (en un modelo) y en los otros a principios de agosto».

«Pudiera llegar hasta los 9.500 casos confirmados, de ahí la importancia de los esquemas de vacunación», señaló, para añadir que, no obstante, es necesario combinar la administración de los inmunógenos anticovid con «el mantenimiento de las medidas de protección, para que la vacunación tenga el impacto requerido y se logre disminuir la tasa de incidencia a niveles convenientes».

En opinión de Ginovart, el mes de agosto será «decisivo», pues en el mismo se debe notar «el mayor impacto» de la inmunización que se desarrolla en la Isla. «Si logramos que las personas comprendan después de vacunadas, la necesidad de protegerse, mientras se continúe la campaña de vacunación, podríamos llegar a finales de agosto o principios de septiembre con una mejor situación de la COVID-19 en nuestro país», apuntó.

«Podríamos estar hablando de unos 500 casos, una cifra bastante comprometida, pero eso nos permitiría ir creando condiciones para que disminuya la incidencia», agregó el matemático, quien pronosticó igualmente que Cuba podría «llegar a alcanzar hasta los 60.000 casos activos».

«Lo que esperamos es que en el mes de agosto se pueda encontrar una solución definitiva a este problema con la intensificación de la vacunación y la protección de las personas, porque la eficacia de la vacuna ya está garantizada», dijo, citado por el sitio oficial Cubadebate.

En el caso de las muertes por COVID-19, las cifras para esta fecha aun serían alarmantes, y solo a partir de agosto existiría estabilidad, aunque con una cifra «bastante llamativa». «En el mejor escenario, estamos hablando de 3.500 casos, 1.500 fallecidos más de los que tenemos ahora», detalló Ginovart.

Por su parte, la Dra. Ileana Morales Suárez, directora nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de Salud Pública (Minsap), reafirmó que «los protocolos son el corazón de las medidas sanitarias». «El de Cuba ha tenido ya seis versiones», y se espera implementar una séptima variación del protocolo sanitario para el próximo mes de agosto, dijo.

La especialista señaló además que varias cabeceras provinciales comenzarán la vacunación, proceso que ya ha logrado administrar más de ocho millones de dosis en el país, con alrededor del 20% de personas completamente vacunadas con el esquema de tres dosis.

Santiago de Cuba, La Habana, Matanzas y el Municipio Especial de la Isla de la Juventud, son los territorios que marchan a la cabeza con los mayores porcentajes de personas a vacunar con las tres dosis suministradas, con más del 45% de vacunados completamente, aunque en el resto de las provincias del país los números son aún muy bajos, con menos del 8% de población a vacunar con las tres dosis ya administradas.

Sin embargo, ante estas cifras Ginovart recalcó que «por mucho que nos protejamos, si hay mucha transmisión, la probabilidad de que enfermemos o que nos contagiemos cuando nos pongamos en contacto con una persona enferma, aumenta también», de ahí la importancia de llevar a la par todas las medidas higiénicas junto a una vacunación eficaz.

Cuba atraviesa su peor momento de toda la pandemia, con cifras diarias superiores a los 7.000 casos en los últimas jornadas. Al cierre de este sábado, la Isla registró dos récords negativos, al reportar 8.853 nuevos casos de la COVID-19 y 80 fallecidos por la enfermedad.


(Oncuba)