Restablecen servicio de ‘gacelas’ en La Habana tras suspensión temporal

Restablecen servicio de ‘gacelas’ en La Habana tras suspensión temporal

Las autoridades habaneras explicaban que “los micros GAZZELLE del servicio Metrotaxi abastecen diariamente en horarios de la noche y madrugada el combustible necesario para prestar el servicio de ruta a la población de la capital en la jornada siguiente”.

Aunque esta había sido la dinámica de trabajo por más de un año, la actual crisis de combustible en la isla provocó que durante las últimas jornadas presentaran “dificultades con el abastecimiento en los puntos destinados a los vehículos de Metrotaxi, por lo cual no ha sido posible cubrir las rutas en los itinerarios establecidos”.

No obstante, se conoció que los choferes garantizaban una parte del servicio en las rutas con la reserva que les quedaba en los depósitos de sus vehículos.

Posteriormente, la empresa Taxis-Cuba informó en la red social que el servicio de Micros Gazelle quedaba restablecido.

“Con relación a las afectaciones del servicio de los MICROS GAZZELLE por inestabilidad en el abastecimiento de combustible, como se había informado en una nota del pasado viernes 29 de marzo, se trabajaba para dar solución a esa situación, y en efecto, en el día de ayer ya comenzaron a operar con normalidad”, explica la nota publicada en el perfil en Facebook de la entidad estatal.

Según la empresa, un total de 135 vehículos ofrecen diariamente el servicio de Metrotaxi en La Habana, aunque se recordó que los sábados solo trabaja el 50% de la flota de cada ruta, pues a la otra parte de los choferes le corresponde descansar.

Ministro de Transporte aclara sobre cobro de las ‘gacelas’ en divisas

El ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, explicó a través de las redes sociales un comentario suscitado tras conocerse la noticia de la suspensión temporal del servicio de las ‘gacelas’.

En su texto, Rodríguez explicó que “a partir de la información que hemos compartido, se publicó en internet: ‘Las palabras de Rodríguez han puesto a los cubanos en alerta por la posible autorización del Gobierno a que los transportistas cobren algunos viajes en divisas, lo que reduciría todavía más el acceso a los servicios de transporte en la capital’”.

El ministro había expresado anteriormente que resultaba “imprescindible lograr fuentes de financiamiento en divisas convertibles que permitan el acceso de los arrendatarios a las piezas de repuesto, neumáticos, baterías, lubricantes y otros recursos, a precios menores y en moneda nacional”.

Fue por ello que algunos cubanos comenzaron a especular sobre la posibilidad de que el servicio de transportación pudiera comenzar a cobrarse en monedas extranjeras.

No obstante, Rodríguez afirmó que “lo escrito a partir de nuestro planteamiento, se trata de una mala interpretación, lógicamente para adquirir, tanto los microbuses, como los recursos para su mantenimiento, se requieren divisas convertibles, que no se generan con estos servicios que se cobran en moneda nacional y por tanto hay que utilizar otras fuentes”.

Según explicó más adelante, a partir de una propuesta del Ministerio, el Gobierno aprobó el pasado año un esquema de financiamiento que permitió utilizar parte de las divisas convertibles producto de las exportaciones para contribuir a la sostenibilidad del transporte público de pasajeros y cargas, “que no solo comprende las Gazelle, sino prácticamente todo el transporte terrestre del país, incluyendo el ferrocarril”.

A pesar de ello, el ministro reconoció que “las necesidades son muy amplias y cuando nos referimos a lograr fuentes de financiamiento en divisas convertibles, pensamos en dos principios básicamente; el primero, continuar incrementando las exportaciones, para poder disponer cada año de una cifra mayor, pues con nuestros ingresos también aportamos a otros sectores vitales de la economía; el segundo, identificar fuentes de créditos reembolsables, a partir de los flujos que generen las exportaciones, para poder ampliar la capacidad de compra en el corto plazo”.

En el caso específico de las Gazelles, amplió Rodríguez, gracias a este sistema de redistribución de las divisas convertibles la empresa Taxis Cuba compró el pasado año neumáticos y baterías que se venden a los arrendatarios en moneda nacional, “a precios inferiores a los que se comercializan en el mercado”.

“Por ejemplo, un neumático de Gazelle se le vende a los arrendatarios a poco más de 2200 pesos en Taxis Cuba, mientras que en el mercado nacional se comercializan por otras formas de gestión en cerca de 30 mil pesos la unidad”, explicó el directivo.

Por último, el texto de Rodríguez indica que “el comentario que referimos al inicio, en el que se avizoraban cobros en divisas por este servicio, nos ha dado la oportunidad de esclarecer mejor nuestro planteamiento.

En ningún caso estamos anunciando que estos servicios se brindarán en divisas, con lo que queremos dejar por aclarada la mala interpretación”.

Fuente