Representantes estadounidenses abogan por más ventas de alimentos a Cuba

Representantes estadounidenses abogan por más ventas de alimentos a Cuba

LA HABANA, 25 julio Altos representantes de la Cámara estadounidense emitieron una declaración conjunta con el fin de abogar por ampliar la venta de alimentos a Cuba. Los representantes Gregory W. Meeks, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, y Jim McGovern, presidente del Comité de Reglas, instaron a apoyar una enmienda con el objetivo de despenalizar la prohibición de financiar ventas agrícolas a la isla caribeña.

Ambos políticos brindan su apoyo a la Enmienda #137 a H.R. 8294, que financia el Departamento del Tesoro y su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), la cual suspendería la aplicación de dicha prohibición.

Actualmente el gobierno cubano importa gran cantidad de alimentos desde los Estados Unidos, pero debe adquirirlos al contado y sin crédito.

Aunque en el último año el número de importaciones alimenticias ha bajado considerablemente hacia el país, Estados Unidos sigue siendo uno de los principales mercados para la compra de pollo y otros insumos de primera necesidad en la vida cotidiana cubana.

Según dejaron saber a través de una declaración formal, la enmienda a favor de las ventas agrícolas, se ha incluido previamente en numerosas leyes, como la Ley de Exportaciones Agrícolas de Cuba, que contó con docenas de copatrocinadores republicanos.

“Hoy, Cuba enfrenta su crisis económica más devastadora en treinta años, obligando a decenas de miles de cubanos a pasar horas en fila esperando comida todos los días. En los últimos seis meses, hemos visto una oleada de cubanos que huyen a la frontera entre Estados Unidos y México.

Esta enmienda ayudaría a aliviar la carga económica al suspender las regulaciones de exportación de productos agrícolas de EE. UU. Y extender el crédito a los compradores de alimentos cubanos por un año”, explica el documento oficial.

También desde la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, de forma constante agricultores estadounidenses y representantes del sector, han viajado a la Isla caribeña para promover diversos contratos y posibilidades de negocios.

“Los agricultores de los Estados Unidos han instado a tomar medidas para permitir mayores ventas de los EE. UU. Durante años, y con el aumento del hambre en Cuba, es el momento adecuado para promulgar una suspensión temporal que les brindaría nuevas oportunidades para expandir sus exportaciones a este mercado de 11 un millón de personas.

Tenemos la esperanza de que ambas partes puedan unirse una vez más y apoyar esta enmienda en la que todos ganan”, finaliza el texto.

Fuente