Remesas, vuelos y embajada en suspenso: Biden no tiene a Cuba como prioridad

LA HABANA, 2 marzo El gobierno del actual mandatario norteamericano Joe Biden no tiene como prioridad un cambio en la política hacia Cuba,

aseguró este 28 de febrero, un funcionario de la Casa Blanca a la agencia Reuters.

El funcionario, hablando bajo condición de anonimato, dijo que la administración Biden parece tener poco sentido de urgencia para los principales gestos de cambios hacia Cuba a pesar de las esperanzas de un enfoque más suave después de que Donald Trump, a menudo citando su apoyo a Maduro, revirtió el histórico deshielo en la era de Obama con La Habana.

Algunos asesores de Biden, según cuenta Reuters, habían sugerido anteriormente que podría comenzar por aflojar el flujo de remesas de los cubanoamericanos y aliviar las restricciones sobre los vuelos familiares a la isla gobernada por el Partido Comunista.

Aunque desde el gobierno de Biden se reconoce que tales cambios podrían tener un impacto positivo en el pueblo cubano, el funcionario también dijo que un cambio de política hacia Cuba no se encontraba actualmente entre las principales prioridades de Biden.

Las prioridades actuales de Biden, en el año en curso, y seguramente en los venideros serán terminar con la crisis sanitaria, que se recupere Estados Unidos y su economía, situación que llevará años y la reconstrucción de alianzas en el extranjero con países del bloque europeo que había descuidado Trump.

Tampoco ha habido señales de planes inmediatos para quitar la designación de Cuba como patrocinador estatal del terrorismo, aunque los funcionarios de Biden han dicho que la decisión de último minuto de Trump de devolver a La Habana a la lista negra de Estados Unidos está bajo revisión, pero eso puede tardar y seguir entorpeciendo las relaciones entre ambas orillas del estrecho de la Florida.

Los cubano-americanos, y sus familiares en Cuba, estaban esperanzados con la llegada de Joe Biden al poder de que la situación del cierre de la Embajada en La Habana para los trámites migratorios, el cierre de Western Union o la limitación de vuelos a provincias cubanas, serían uno de los principales temas en la ruta de cambio de Biden hacia la Isla, pero al parecer no es una prioridad y no sucederá en el futuro cercano.

“No tenemos prisa por levantar las sanciones (…) Si el régimen toma medidas de fomento de la confianza que demuestren que están listos y dispuestos a entablar conversaciones reales con la oposición, si están listos para tomar medidas serias, entonces consideraremos el alivio de las sanciones”, dijo el funcionario citado por Reuters sobre las medidas respecto a Venezuela, unas palabras que pudieran tomarse tal cual para el otro caso que se cita, que es el cubano.

El funcionario no especificó qué pasos se necesitaría para dar marcha atrás a la tirantez entre estas naciones, aunque sí dijo que no dejarían que el uso de las negociaciones se tomara como táctica dilatoria.
(www.directoriocubano.info)