Reducen en un 50% el impuesto aduanero para incentivar la producción de alimentos

Reducen en un 50% el impuesto aduanero para incentivar la producción de alimentos

LA HABANA, 19 feb. El estado cubano ha aprobado nuevos beneficios e incentivos fiscales para contribuir a reanimar sectores claves de la economía como la agricultura y la industria, los cuales empezaron a implementarse desde inicios de este año.

Así se conoció con la reciente publicación de la Gaceta Oficial de varias resoluciones del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), a través de la gestión y control de la Ley del Presupuesto del Estado del 2024.

Una de las más llamativas es la bonificación del pago del impuesto aduanero a las importaciones de materias primas, insumos y bienes intermedios, que estén destinados a procesos productivos, principalmente aquellos enfocados en la producción agropecuaria y de alimentos.

La tasa impositiva se redujo en un 50%, aunque no es la única medida del MFP en su “empeño de promover el fomento y desarrollo de sectores primarios como ése, en el que anualmente el país gasta cifras millonarias en la adquisición de alimentos en el exterior”, según informa un reporte de la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Entre el resto de normas aprobadas figura también la reducción del 2% del tipo impositivo para el pago del impuesto sobre los ingresos personales. Esto sería en el caso de los productores agropecuarios individuales, mientras el impuesto general es del 5%.

Según el citado medio, esta regulación expresa “el tratamiento diferenciado y la prioridad que se otorga al estratégico sector, con el objetivo de estimular la producción de alimentos para la población”.

Igualmente está en vigor la Resolución 308/2023 del propio MFP, la cual consiste en la aplicación del impuesto por la ociosidad de tierras agrícolas y forestales en las provincias y municipios del país.

Sobre la misma, el titular del mencionado ministerio, Vladimir Regueiro Ale, explicó que no es un tributo orientado a la recaudación, sino a “impactar en que los tenentes de tierras hagan un uso eficiente de este recurso, en función de mejorar la alimentación del pueblo”.

Por último se ha hecho mención al impulso que el estado cubano quiere dar al Programa de atención a la Ruralidad, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de esa zonas de la isla.

El medio insiste en que en dichas zonas “existe un componente fundamental de nuestra identidad cultural y se asienta el sector primario de la economía que más debía aportar al PIB”.

Es por ello, que el gobierno pretende contribuir a detener el proceso de despoblamiento que existe en las mismas desde mediados del pasado siglo.