Policía cubana atribuye más del 90% de accidentes a «factor humano»

Policía cubana atribuye más del 90% de accidentes a "factor humano"

LA HABANA, 31 ene. La Policía Nacional Revolucionaria (PNR) atribuyó al «factor humano» el 91% de los accidentes de tránsito ocurridos en Cuba en 2023.Así lo afirmó el jefe del Órgano Especializado de Tránsito de la PNR, coronel Roberto Rodríguez Fernández, en recientes declaraciones al presentar un informe sobre el comportamiento de la accidentalidad en el país, según Venceremos.

“La frecuencia y dinámica de ocurrencia de los accidentes de tránsito en el país continúa marcada por el actuar de conductores y peatones, y el factor humano es responsable del 91 % de estos hechos”, aseguró por su parte la PNR en sus redes sociales compartiendo un enlace defectuoso del Informe.

Captura de pantalla Facebook / Héroes de azul en Cuba

A pesar de que el 2023 registró la menor cantidad de accidentes y lesionados en Cuba en años –8,556 y 5,938 respectivamente–, el aumento de fallecidos respecto al año anterior plantea interrogantes sobre la eficacia de las acciones preventivas implementadas y las medidas tomadas por las autoridades.

El énfasis en la irresponsabilidad de conductores y peatones como el principal desencadenante de estos eventos sugiere una falta de abordaje integral de los problemas subyacentes, tales como el estado de las vías, marcado por limitaciones en las inversiones.

La incorporación masiva de ciclomotores (400 mil), no solo ha complicado la circulación, sino que también ha exacerbado la precariedad del estado técnico de los vehículos, circunstancia que también inciden en las cifras de siniestralidad.

Según Rodríguez Fernández, la falta de atención al control del vehículo y la falta de respeto al derecho de vía generaron el 60% de los accidentes. Sin embargo, estas cifras plantean la interrogante de qué medidas se están tomando para corregir este comportamiento.

La crisis económica en Cuba y su impacto en el déficit de partes y piezas continúan afectando negativamente la seguridad vial, siendo un factor que contribuyó al 10% de los fallecidos.

A pesar de la disminución general de la velocidad excesiva, esta sigue siendo la causa del 12% de los fallecidos, resaltando la necesidad de enfoques más efectivos para combatir este comportamiento peligroso.

El aumento en los atropellos de peatones, especialmente en ciertas provincias, indica una necesidad urgente de mejorar las condiciones de seguridad para los transeúntes. La disminución de accidentes y lesiones en motocicletas y ciclomotores, pero el aumento de fallecidos, destaca un área que requiere un análisis más profundo y acciones correctivas específicas.

Mientras las autoridades celebran la reducción general de accidentes, el enfoque en el «factor humano» no debería servir como excusa para evitar abordar las deficiencias estructurales y sistémicas que contribuyen a la inseguridad vial en Cuba, relacionadas principalmente con la falta de inversiones del Estado en infraestructuras (carreteras, señalización, iluminación de calles, entre otras), así como la escasez de insumos destinados al parque móvil de empresas estatales y de los ciudadanos en general.

Fuente