A pesar de la poca inversión del Gobierno en agricultura, el Partido exige que los agricultores produzcan más

Despite the Government's little investment in agriculture, the Party demands that farmers produce more

LA HABANA, 28 nov. El Partido Comunista de Cuba (PCC) colocó sobre los hombros de los agricultores la solución de la crisis económica que atraviesa el país, pese a que el sector agrícola es uno de los menos beneficiados por las inversiones del Gobierno.

El secretario de Organización del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), Roberto Morales, exigió a los agricultores «desplegar la inteligencia colectiva» para «revertir la situación económica actual», según lo citó el medio estatal Juventud Rebelde.

El funcionario del PCC hizo la exigencia durante una sesión plenaria de la oficialista Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, (ANAP), que él encabezó, de acuerdo con Juventud Rebelde.

Morales llamó a los campesinos a hacer un uso eficiente de los recursos que el Gobierno destinará al sector agrícola, «atendiendo a la necesidad de que la canasta básica de alimentos se asuma con más producción nacional y no dependa de importaciones».

Sin embargo, será difícil que los agricultores puedan producir lo necesario para alimentar a los cubanos, cuyos salarios son engullidos por la inflación, si el Gobierno mantiene su actual esquema de inversiones.

En agosto, una publicación de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) sobre las inversiones durante los seis primeros meses de 2023 demostró que la prioridad del Gobierno cubano  son los hoteles  las instalaciones turísticas y no las cosechas, pese a la escasez de comida que golpea a la población.

En la primera mitad del año, el sector de los servicios empresariales e inmobiliarios acapara 10.406 millones de pesos del total de 41.616.003 millones invertidos. O sea, casi un cuarto de esa cifra.

En el otro extremo se ubicaron la agricultura y la ganadería, que entre enero y junio recibieron 1.090.700 millones, alrededor del 10% del sector más beneficiado.

A la baja inversión del Gobierno en el sector agrícola se suma que con frecuencia los campesinos cubanos denuncian que, pese a la obligación de venderle sus producciones al Estado, al precio que el propio establece, este se demora en pagarles.

El citado pleno de la ANAP, según Juventud Rebelde, también instó a hacer un uso eficiente de las tierras que el Ministerio de la Agricultura entregó en usufructo a campesinos y cooperativistas, y a controlar debidamente las cosechas.

También se exigió a los campesinos «elevar la vigilancia en las áreas agrícolas y ganaderas para enfrentar con mayor eficacia la actividad delictiva en las bases productivas».

Sin embargo, muchos ganaderos cubanos que han sufrido el robo de sus animales han denunciado la falta de interés de la Policía por capturar a los culpables.

En Pinar del Río, un campesino víctima de un hecho de esta índole relató a la prensa estatal en mayo pasado que la Policía les había dicho a él y a otros miembros de la cooperativa que tenían que «hacerles guardia a los animales», o sea vigilarlos las 24 horas.

Uno de los problemas más graves de estos hechos es que la Policía exige varios testigos para procesar a un ladrón que puede haber sido sorprendido in fraganti. En un reportaje varios campesinos contaron cómo eso dotaba de cierta impunidad a los ladrones.

Fuente