Película «Viva Cuba» de Juan Carlos Cremata, nominada para la Biblioteca del Congreso de EE.UU.

Película "Viva Cuba" de Juan Carlos Cremata, nominada para la Biblioteca del Congreso de EE.UU.

LA HABANA, 1 marzo  La película Viva Cuba, del cineasta cubano Juan Carlos Cremata Malberti, ha sido nominado para formar parte de la famosa colección de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

La prestigiosa colección (una de las más grandes del mundo que cuenta con alrededor de 158 millones de documentos, casi 37 millones de libros en 470 idiomas, además de manuscritos, películas y objetos de arte) ha pedido su autorización al realizador para tener una copia del filme.

La noticia la dio a conocer Iván Camejo Vento, amigo del cineasta, que actualmente tiene temporalmente suspendida su cuenta de Facebook.

«Imaginen el honor que representa para cualquier creador que una de sus obras integre tan excelente colección. Una felicidad compartida porque también es de nosotros, los que nos hemos apropiado de su obra y la hemos convertido en parte de nuestra vida. Viva Cuba es el viaje del amor, la ternura y la inocencia por un espacio agreste y aislado.

Es un viaje que va sembrando la belleza en su propio recorrido, una indagación del yo en su relación con el otro, un ejercicio estético, más que cualquier otra cosa», comentó Camejo.

«Gracias, Cremata, por ese pedazo de Cuba que pudiera ser parte de un tesoro cultural invaluable. Te debo un abrazo, como ese que al final se dan los protagonistas frente a un mar violento. Ese abrazo que tanto necesitamos los cubanos», añadió.

Viva Cuba fue la segunda película del realizador cubano y ganó en el 2006 el Gran Premio de la Juventud en el Festival de Cannes. Se trata de una singular road movie con niños, que tiene como telón de fondo el tema de la emigración. El filme cuenta la aventura de una pequeña que escapa de su casa con su mejor amigo para evitar que su madre, que quiere marcharse de Cuba, los separe.

Cremata realizó la película con una cámara digital y un equipo de 15 personas, fuera del esquema de producción del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC). Los niños actores, Malú Tarrau y Jorgito Miló, trabajaban en el grupo de teatro infantil La Colmenita, que dirige su hermano Carlos Alberto. La codirectora de la película fue su madre, Iraida Malberti, con años de experiencia en la televisión para niños. Su abuela desempeñó el papel de la abuela de Malú, mientras que dos primos suyos hicieron la dirección de arte y la música.

Además del Premio en Cannes, el filme (una coproducción de la compañía francesa QUAD Productions, la Televisión Cubana, La Colmenita y varios amigos asociados en el grupo de creación artística El ingenio) cosechó más de 20 lauros en Alemania, Italia, Francia, Guatemala y hasta en Taiwan.

Su rodaje costó, según ha declarado el autor, menos de 50.000 dólares.

En julio del 2019 Cremata Malberti comentó detalles de la filmación de la película.

Viva Cuba fue colgada hace algún tiempo en YouTube por el propio cineasta. (Cibercuba)