Pedro Monreal propone privatizar agricultura cubana

Pedro Monreal propone privatizar agricultura cubana
LA HABANA, 5 Ago.  El economista Pedro Monreal propuso privatizar de la agricultura para solucionar los problemas que enfrenta el sector agrícola cubano.

«La crisis de rendimientos afecta los 12 principales productos agrícolas. En 9 casos los rendimientos de 2021 eran inferiores a los de 2012. En 8 casos la crisis empezó en 2019.En todos los casos los rendimientos de 2021 fueron inferiores a los “picos” de 2014-2015», resaltó.

El análisis de Monreal ocurre poco después que el gobierno cubano publicara la Ley de Soberanía Alimentaria, que para algunos economistas liberales no es más que un intento fracasado del gobierno de La Habana por mantenerse en el poder sin aplicar las medidas que demanda el país.

«La seguridad y soberanía alimentaria y nutricional de un país no se consigue publicando aburridas normas legales, sino trabajando y haciendo que el esfuerzo de los actores económicos, privados y públicos resulte rentable.

Nadie da nada gratis, y esa vieja historia que el régimen comunista se empeña en imponer a los cubanos, está agotada. Los cubanos quieren ser libres para elegir, y tirar a la basura la libreta de racionamiento y olvidarse de las colas», escribió en su momento el economista Elías Amor, presidente de la Unión Liberal de Cuba.

 Cuba atraviesa por una crítica situación alimentaria, con bajas producciones y un incremento en la importación de productos que cuestan cada vez más caros en el mercado internacional.

Las tiendas y puntos de venta desabastecidos y el incumplimiento en los planes de producción se suman a la falta de incentivo que sufren los campesinos de la isla, que se enfrentan a medidas de control y burocracia.

Aunque el gobierno adoptó un grupo de medidas para facilitar la producción agropecuaria, la realidad demuestra que se trata de un proceso que no da los resultados esperados, según algunos expertos, porque el principal problema radica en que los campesinos no son los propietarios de la tierra y deben cumplir los intereses del Estado cubano.

Fuente