Otro “Trash Challenge” deja limpia buena parte del río Luyanó en La Habana

Otro “Trash Challenge” deja limpia buena parte del río Luyanó en La Habana

LA HABANA, 24 abril El colectivo cubano Guardabosques, una organización autónoma que reúne a voluntarios ambientalistas en la Isla, convocó el sábado a sanear el río Luyanó como parte de las acciones del movimiento mundial impulsado por el hashtag Trash Challenge”.

“Se trata de la primera acción de la organización autónoma en ese lugar (…) con el fin de aportar a su salud y la de las personas, y así trabajar por una Habana más limpia en su 500 cumpleaños”, escribió la organización en las redes sociales.

Aunque reconocen que cuentan con escasos y precarios medios, los integrantes de Guardabosque aseguran que disponen de mucha ingeniosidad y perseverancia, de ahí que lograron acopiar más de una docena de escombros y dejaron buena parte del río con una imagen diferente.

Los voluntarios recogieron, entre otros deshechos, una gran cantidad de envases plásticos, bolsas de polietileno, escobas viejas, gomas de camiones, bases de ventiladores, cuadros de bicicleta y textiles putrefactos.

“Cualquier cosa que hagamos por el medio ambiente, por mínima que sea y aun cuando sabemos que no vamos a lograr sanear, repoblar o reforestar del todo, beneficia de alguna manera al entorno y crea una conciencia en la gente”, dijo a la agencia IPS Arliz Plasencia, quien trabaja en Guardabosques desde hace tres años.

Además de las labores de saneamiento, el colectivo Guardabosques realiza acciones de reforestación en la capital cubana y lugares cercanos desde hace más de diez años. Otra parte de su trabajo consiste en la denuncia de violaciones ambientales, a través de su boletín y de quejas directas de activistas ante las autoridades.

“Estamos haciendo lo que llevamos haciendo desde hace mucho tiempo. Hemos limpiado los ríos Quibú, Ariguanabo (en la provincia de Artemisa) y Almendares y trabajado también en el Malecón de La Habana”, dijo por su parte el biólogo Isbel Díaz, coordinador del proyecto.

Para Díaz, el “Trash Challenge” ha impulsado y visibilizado en gran medida el movimiento ecologista en Cuba. “Aunque para nosotros no es nuevo, en realidad nos entusiasma mucho, nos parece genial que nuevas personas se sumen y este es nuestro aporte”, acotó.
(www.periodicocubano.com)