Opositor cubano Yunior García suspenden marcha antigubernamental convocada para el lunes

LA HABANA, 11 nov. La marcha antigubernamental prevista para el lunes próximo en Cuba fue suspendida para evitar que “se derrame una gota de sangre en ningún bando, a ambos lados del conflicto”, informó hoy el joven dramaturgo Yunior García Aguilera, principal promotor de la protesta.

En un mensaje esta madrugada en Facebook, García Aguilera afirma que la decisión se adoptó tras conocer que “ya está listo el cerco contra las figuras más visibles de nuestra plataforma y que ya están firmadas nuestras sentencias, y luego de consultar a miembros de Archipiélago, así como a cubanos y cubanas raigales”.

Archipiélago es una plataforma digital creada por el dramaturgo hace poco tiempo, desde la cual se convocó a la marcha del 15 de noviembre en La Habana, aunque la convocatoria fue acogida en al menos nueve de las 15 provincias cubanas. Las autoridades negaron por inconstitucional el permiso solicitado para esas protestas.

En consecuencia, dice García Aguilera, “el domingo 14 realizaré una marcha en solitario, en nombre de todos los ciudadanos a los que el régimen ha privado de su derecho a manifestarse el 15 de noviembre.

Caminaré en silencio a las 3 de la tarde por la avenida 23 del Vedado habanero, desde el parque Quijote hasta Malecón, portando únicamente una rosa blanca. Y no es un acto de heroísmo, es un acto de responsabilidad”.

“Agradecemos la enorme muestra de solidaridad de cientos de miles de cubanos que nos estarán acompañando en casi 100 ciudades del mundo donde sí se respeta la libertad de expresión, de reunión y de manifestación pacífica, Sabemos que nuestros hermanos emigrados y exiliados no van a dejarnos solos”, apunta.

No obstante, expresa que “no seré yo quien impida al resto de los manifestantes dentro de Cuba el ejercicio de sus derechos, ni el 15, ni el 16, ni el resto de los días.

Solo los convido, respetuosamente, a no hacer nada que ponga en riesgo su integridad física y la de otras personas. Les pido humildemente a todos que evitemos cualquier tipo de enfrentamiento violento”.

Convocatoria a un diálogo nacional

En el mismo comunicado, García Aguilera invitó a las autoridades a iniciar un gran diálogo nacional que incluya a todos los cubanos dentro y fuera de la isla.

“Desde el 27 de noviembre hemos buscado un diálogo que nos han negado, una y otra vez. Sé que aunque no lo parezca, sí hay algunas personas decentes y honestas dentro del gobierno y apelo a su sentido de la responsabilidad y a su humanismo.

Cuba entera ha sido sacudida durante el último año. Comprendan ya que es tiempo de un diálogo nacional, real y fraterno entre todos los cubanos, sin excepciones”, afirma.

García Aguilera formó parte de un centenar de jóvenes, artistas y opositores que el 27 de noviembre de 2020 protagonizaron una manifestación ante la sede del ministerio de Cultura para forzar un diálogo sobre libertad de expresión y creación con el ministro Alpidio Alonso. El diálogo se realizó varios días después de la protesta pero excluyendo a los opositores. García Aguilera fue invitado, aunque declinó participar.

En su comunicado de esta madrugada, García Aguilera afirma además que “nuestro objetivo es acabar con la violencia, no multiplicarla.

Nuestro propósito es que liberen a los presos políticos, no aumentar las listas de detenidos. Nuestra meta es encontrar un camino cívico para alcanzar derechos y construir un nuevo pacto social. No nos interesa para nada reproducir la barbarie”.

Rechaza presunta subordinación a Estados Unidos

Tras negar las autoridades el permiso para la realización de las marchas, los gobiernos de Cuba y Estados Unidos se enredaron en otra confrontación.

La Habana afirmando que la protesta era parte de un “golpe suave” organizado por los servicios especiales estadunidenses, y Washington negando cualquier vínculo con la demostración, pero alertado que habría nuevas sanciones contra la isla si se reprimía a los manifestantes.

Sin embargo, en su comunicado de hoy García Aguilera dice que “el gobierno de Estados Unidos sabe perfectamente que no tiene ninguna relación con Archipiélago o con la marcha. Nuestra plataforma aspira de manera irrenunciable a que nuestros conflictos internos sean resueltos sin injerencias”.

“Por otra parte -agrega- es totalmente legítimo solicitar a la comunidad de naciones que hagan uso, de manera imparcial, de los acuerdos y tratados internacionales para que los Derechos Humanos se respeten y se garanticen, de buena vez, en esta tierra donde tantas veces han sido ignorados y pisoteados”.

(www.milenio.com)