Muertes por accidentes de tráfico en Cuba incrementaron 31 % hasta septiembre

Policía cubana atribuye más del 90% de accidentes a "factor humano"

LA HABANA, 5 nov. Quinientas siete personas murieron y 5.498 resultaron heridas como resultado de 7.302 accidentes de tránsito ocurridos en Cuba entre enero y septiembre de 2022, informó el coronel Roberto Rodríguez Fernández, jefe del Órgano especializado de Tránsito, de la Dirección General de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), en una conferencia de prensa reseñada por el portal estatal Cubadebate.

Las cifras reflejan una ligera disminución en relación con periodos similares anteriores, de acuerdo a la nota del medio oficial, que reconoce que falta mucho por hacer para incrementar la percepción de riesgo.

La mayoría de las colisiones ocurren de día en áreas urbanas y sectores residenciales, en los horarios de 9:00 AM-12:00 M y de 3:00 PM-6:00 PM, sobre todo en las provincias de La Habana, Artemisa, Ciego de Ávila y Guantánamo, explicó el coronel de la PNR.

Rodríguez Fernández señaló que los principales motivos de estos accidentes en Cuba se repiten y mencionó el no prestar la debida atención a la conducción del vehículo, el irrespeto al derecho de vía y el exceso de velocidad.

Como ejemplo de que el elemento humano es el máximo responsable, señaló la pérdida de concentración por parte del chofer cuando habla por el celular, enciende un cigarro o un tabaco, conversa con sus acompañantes o realiza otra acción que lo entretenga.

También apuntó el hecho de ignorar el derecho a la vía, las señales de pare, ceda el paso, cambiar de senda o carril, hacer giros inadecuados, aumentar la velocidad, en particular cuando el pavimento está mojado o resbaladizo, la escaza percepción de riesgo de peatones y choferes.

De acuerdo a la nota, mencionó en último lugar las vías en mal estado y el parque vehicular envejecido, entre otros factores.

Las autoridades cubanas suelen relegar o evitar incluir entre las causas de los accidentes de tránsito el estado penoso de las carreteras de la Isla, incluyendo la propia Carretera Central y la Autopista Nacional.

Respecto al estado de las vías y los vehículos viejos, cuyo mejoramiento y renovación requieren de recursos materiales, el coronel de la PNR recurrió, como es habitual en las autoridades cubanas, al argumento del embargo estadounidense e hizo hincapié en el papel del factor humano para evitar los accidentes.

El oficial llamó la atención sobre el aumento de la cantidad de ciclomotores, en virtud de la decisión oficial de que pueden ser importados, y su incremento en el número de percances, aunque tanto en estos como en los otros casos lo que más pesa es la acumulación de puntos de cada licencia en vez de las multas.

Según Rodríguez Fernández, Cuba posee un Plan Estratégico para el período 2018-2030 con vistas a reducir en un 50 por ciento el número de accidentes, muertos y lesionados, así como las pérdidas económicas que provocan estos sucesos, con la finalidad de lograr una inclusión efectiva de la educación vial en todos los niveles del sistema de enseñanza.

El oficial incluyó entre los objetivos del plan la promoción de acciones en las comunidades con nuevas prácticas, procedimientos e incentivos e incrementar los espacios de debate y divulgación.

Esas prácticas, de acuerdo al coronel de la PNR, deben llevar a Cuba a aparecer entre los países con bajos índices de accidentalidad, si se tienen en cuenta las políticas sociales y los programas de desarrollo integral, los servicios básicos en los sectores de educación y salud.

Fuente