Muere en extrañas circunstancias en La Habana un ex embajador

Muere en extrañas circunstancias en La Habana un ex embajador de Cuba en Praga y Ucrania

LA HABANA, 19 feb. El diplomático jubilado Felix León Carballo, embajador en Bielorrusia, Ucrania y República Checa, entre otros cargos, durante los 40 años que pasó como funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores, murió este sábado en La Habana en circunstancias sospechosas.

La Cancillería lo confirmó este domingo a través de un comunicado en el que no se hace mención a las causas del fallecimiento, supuestamente un homicidio según ha circulado a partir de las palabras del embajador de Cuba en Yibuti, primera fuente de la noticia y que se presenta como amigo cercano del difunto.

«Se me murió Félix León… mejor dicho ‘me lo murieron’. ‘Pacolo’ como también lo conocemos (me niego a hablar de ti en pasado) ¡Tantos años juntos! Y algunos cabrones se interpusieron en nuestros planes. Esta es nuestra última foto», escribió Caballero Torres en Facebook, levantando la voz de alarma.

El post fue borrado horas después, según aseguraron medios independientes, como Café Fuerteque aún pudo capturar algunos de los comentarios de quienes reaccionaron a la noticia. «Lo siento muchísimo. Se llevaron al hermano Paco. Ni la justicia calmará nuestro inmenso dolor. No puede haber impunidad para ese crimen», dijo Maura Quintero Dipotet, esposa del embajador en Yibuti.

«Marcelo, qué dolorosa la muerte de Félix. No puedo creerlo aún», escribió otra conocida en el muro de Facebook del embajador de Yibuti. «Así es la vida… a veces se pierde de la manera más jodida… e inmerecida», respondió él.

Varios medios independientes citaron como fuente el mensaje de Caballero Torres para informar de la muerte violenta, pero horas después el post había desaparecido. Mientras, el Ministerio de Relaciones Exteriores publicó el comunicado en el que se limita a informar del óbito y ofrecer sus condolencias a familiares y compañeros.

Además, la Cancillería recuerda que León Carballo entró a formar parte del Servicio Exterior en el año 1975 y trabajó en la Dirección de Europa y el Centro de Servicios Informativos y Multimedia. «Recordemos siempre su contribución a la política exterior y su eterna permanencia en la familia Minrex (sic.)».

El Ministerio ha replicado el texto en sus redes sociales, donde algunos conocidos se han volcado en recordar al fallecido, sin que nadie más haga mención a las posibles circunstancias de la muerte. «Recordaré siempre su agradecimiento sincero, su paciencia y empeño en hacernos reflexionar.

Sus años de experiencia lo hacían sabio y portador de una moraleja. Su convicción revolucionaria siempre fue ejemplo e impulso para todo el colectivo. EPD amigo Felix», escribió la Embajada de Granada en Facebook.

«La diplomacia cubana [está] de luto. Hemos perdido a un valioso compañero. Tremendo golpe para todos los que lo conocimos. Sentidas condolencias a sus familiares y amigos más cercanos», añadió el diplomático Enrique Almeida.

«Lamento profundamente la muerte de nuestro querido compañero y amigo Félix León. Excelente diplomático, profesional y ser humano, servirá de ejemplo a todos aquellos que abracen el Servicio Exterior de nuestra Patria», continúa la cadena de mensajes.

En X, donde no es posible borrar los comentarios a una publicación propia, la situación ha sido distinta. A las condolencias por el fallecimiento se han unido críticos con el Gobierno que han reclamado solidaridad con otros fallecidos presuntamente por negligencia del régimen con quienes reclaman que se cuente cómo se produjo el suceso.

«Digan la verdad. Fue asaltado y asesinado en su casa porque la PNR no puede parar la ola delictiva», exige un usuario.

A finales de noviembre de 2023, la revista Bohemia publicó un artículo titulado Violencia social en Cuba: Entre la realidad y la idea en el que, a partir de una encuesta digital no representativa detectó que para el 92,4% de participantes la violencia ha aumentado mucho en la Isla.

El 42% declaró haber tenido conocimiento de 10 o más delitos violentos en el último medio año y casi la mitad afirmó que un familiar directo o persona cercana fue víctima de alguno de estos hechos.

Además, un tercio de los afectados no denuncia el delito del que fueron víctimas, pero entre quienes lo hicieron, el 73% no obtuvo solución.

Fuente