Meteorólogo muestra el «velo» de polvo del Sahara sobre toda Cuba

Meteorólogo muestra el "velo" de polvo del Sahara sobre toda Cuba

LA HABANA, 30 Ago. El meteorólogo cubano Elier Pila Fariñas mostró en redes sociales este lunes cómo lucía el velo de polvo del Sahara que amaneció sobre el archipiélago cubano.

Pila comparte una imagen donde señala que el sol, debido a la presencia del fenómeno natural, podía verse a ojo descubierto. “El Sol visible a ojo descubierto, atenuado por la presencia de Polvo del Sahara”, dijo.

En otra imagen satelital, se ve la nube de polvo extendiéndose por el territorio cubano, mientras la tormenta Ida, que azotó recientemente el occidente de la isla en condición de huracán, ingresaba en el sur de Estados Unidos.

Una semana antes, el Instituto de Meteorología de Cuba alertó que una nube de polvo del Sahara afectaría al país creando condiciones de “tiempo brumoso, seco y caluroso”.

“Para el Atlántico norte, el mar Caribe y Cuba el aire está más seco asociado en gran medida al polvo del Sahara que limita los procesos de lluvia y es un factor que seguirá trasladándose hacia el oeste, incidiendo en gran parte del territorio nacional, limitando los procesos de formación de nubosidad y de precipitaciones”, informó entonces Elier Pila en la televisión nacional.

Otro especialista indicaba que “para el Atlántico norte, el mar Caribe y Cuba, en esta etapa del año es normal ver la presencia del polvo del Sahara, proveniente del desierto de igual nombre ubicado en África”.

De igual modo, recomendó a las personas “disminuir las horas al aire libre, no exponerse a la radiación solar durante el día, además de vestir ropa ligera y de colores claros, el color negro atrapa mayor energía calórica aumentando la sensación de calor”.

También sugirió “ingerir suficiente agua en el transcurso del día, un poco más de lo habitual; tener cerca un abanico, aire acondicionado o un purificador de aire y cerrar las puertas y ventanas de las casas”.

Por año, más de 100 millones de toneladas de polvo se levantan desde el mayor desierto africano, y buena parte llega a Europa y las Américas, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

Los expertos observan el fenómeno con preocupación en tiempos de coronavirus, ya que puede incentivar los problemas respiratorios en personas con padecimientos como asma, enfermedades pulmonares, neumonías y bronquitis. (Cibercuba)