Médicos cubanos secuestrados habrían muerto en un ataque

Médicos cubanos secuestrados habrían muerto en un ataque en Somalia

LA HABANA, 17 feb. Un canal de Telegram asociado al grupo extremista Al-Shabab publicó que los doctores cubanos Assel Herrera y Landy Rodríguez, secuestrados el 12 de abril de 2019 en Kenia, murieron en un bombardeo contra el grupo que los mantenía cautivos.

En un comunicado de prensa (cuya autenticidad no ha sido verificada por el equipo de elTOQUE), la organización terrorista informó sobre el fallecimiento de los dos médicos, aunque solo mostró la fotografía del supuesto cadáver de uno de ellos.

«A primeras horas del día 15 de febrero de 2024, crusaders estadounidenses llevaron a cabo múltiples ataques con drones en la ciudad de Jillib (…), matando a dos prisioneros cubanos», afirmó el documento.

La Cancillería de Cuba publicó en su cuenta de X que «hasta el momento, estas informaciones no han sido confirmadas. Al respecto, las autoridades cubanas se mantienen en comunicación permanente con sus contrapartes kenianas y somalíes, y nuestro pueblo será inmediatamente informado».

Una fuente que pidió el anonimato, dijo a la agencia Anadolu, de Turquía, que no podía «confirmar ni negar la afirmación» hecha por la organización afiliada a Al-Qaeda.

Al-Shabab dijo que se trataba de Herrera y Rodríguez, los galenos que fueron secuestrados en la provincia de Mandhera, en lo que el grupo extremista llama las «tierras ocupadas musulmanas» de Kenia.

El secuestro fue reportado en su momento tanto por la prensa oficialista como la independiente, pero después de esas primeras noticias el caso ha estado envuelto en el secretismo.

La ciudad de Jilib está ubicada en Somalia, a casi 1600 kilómetros de donde fueron raptados inicialmente. Kenia y Somalia comparten fronteras terrestres.

El sitio de noticias Gawera Online, que también informó sobre la posible muerte de los doctores, había reseñado el ataque del 15 de febrero en su web. El diario aseguró que, a petición del ejército somalí, el Mando de África de Estados Unidos lanzó un ataque en la zona.

Según esta dependencia del ejército estadounidense, «dos militantes de Al-Shabab fueron asesinados en el lugar», pero no está confirmado si estas dos bajas eran los doctores cubanos. El Mando de África afirmó que ningún civil resultó herido. «Se cree que las víctimas pertenecían al equipo de logística, el cual es responsable de ataques», añadió Gawera.

En los casi cinco años que han pasado desde el secuestro de Herrera y Rodríguez, varias partes negociaron el rescate de ambos médicos. Entre ellas, el Gobierno cubano y el de Kenia, integrantes de Al-Shabab, funcionarios somalíes y miembros de clanes de la región. Al Gawera aseguró que múltiples fuentes habían visto a los cubanos dentro de los bastiones de Al-Shabab.

La localización exacta de los doctores ha sido una incógnita. De confirmar su muerte en Jilib, Landy y Assel estaban bastante alejados de donde se creía en febrero de 2020, cuando reportes los ubicaron cerca de El-Adde, también en Somalia.

Tres meses después de su secuestro, autoridades keniatas aseguraron que los doctores continuaban vivos, pero que no sabían exactamente dónde. El convoy donde iban los médicos fue asaltado por los extremistas en abril de 2019, una escaramuza en la que uno de los escoltas perdió la vida.

El Gobierno cubano dijo en ese entonces que su rescate era un proceso que llevaba «tiempo y que requiere la mayor discreción posible». Además, añadieron que sus familias estaban siendo atendidas. Landy Rodríguez, de Villa Clara, realizó la especialidad en cirugía, y Assel Correa, de Las Tunas, en medicina general.

Fuente