Los excesos de confianza

LA HABANA, 6 Mayo Mientras los modelos matemáticos muestran que Cuba se mueve por la curva más favorable, hay otra curva que también baja a una velocidad espantosa, que tiene que ver con la percepción de riesgo, la cual no se puede contabilizar, pero esta ahí, con el peligro de incidir en los números alentadores que reporta el país en su batalla contra la COVID-19.

Este martes la isla confirmó 17 casos positivos, el número más bajo de los últimos 15 días. “La confianza es un gran enemigo, por tanto tenemos que continuar con todas las medidas para el aislamiento social”, dijo el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

No pocas publicaciones en las redes sociales alertan de ese exceso de confianza, porque continúan las largas filas en las compras—de gente hablando, pegadas unas a las otras—. Hay, inlcuso, gente en los parques, los de siempre, conversando, haciendo tiempo.

Las fotos de nuestro fotorreportero Ismael Francisco, tomadas esta mañana en el Mercado de Cuatro Caminos, son reflejo de una realidad que desgraciadamente se repite en otras zonas de La Habana, provincia que reporta la mayor cantidad de casos positivos a la COVID-19.

La necesidad de comprar no tiene que ser sinónimo de tumulto. Respetar la distancia requerida es, sobre todo, una responsabilidad individual. Se hace necesario cuidarnos y cuidar a los demás.

Los excesos de confianza

 

La necesidad de comprar no tiene que ser sinónimo de tumulto. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.Los excesos de confianza

 

Tumulos en La Habana, en el Mercado de Cuatro Caminos en medio del aislamiento social. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.Los excesos de confianza

 

Es necesario cuidarnos y cuidar a los demás. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.Los excesos de confianza

 

Mercado de Cuatro Caminos, miércoles 6 de mayo a las 9 a.m. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.