Los cubanos aprueban su nueva Constitución

LA HABANA, 26 feb.  El gobierno cubano anunció este lunes que la nueva Constitución del país fue aprobada mayoritariamente en el referéndum de domingo, lo que abrirá la puerta a nuevas formas de iniciativa privada y pone en marcha un mecanismo futuro para llevar a votación el matrimonio gay.

Según la Comisión Electoral Nacional (CEN), un total de 7,848,343 cubanos acudieron a las urnas para participar de la convocatoria que busca ratificar la nueva Constitución de la República.

De ellos, un total de 6,816,169 (86.5%) respondieron “Sí” a la siguiente pregunta: ¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República? Mientras, 706,400 (7.60%) respondieron “No”. La CEN reportó que 198,674 papeletas (2.53%) fueron dejadas en blanco y 127,100 (1.62%) fueron anuladas.

Esta cifra representa la participación del 84.4 por ciento de los 9,298,277 electores aptos según el registro electoral. El gobierno cubano necesitaba que 4,334,858 electores votaran por el “Sí” para que la nueva Constitución fuera aprobada y que el referéndum no fuera invalidado.

El abstencionismo, según las cifras dadas a conocer hoy, se registró en un 15.6 por ciento, un número muy elevado para un país que estaba acostumbrado a registrar niveles de participación superiores al 90 por ciento, los cuales se vieron reducidos a partir de las elecciones generales para refrendar la Asamblea Nacional del Poder Popular del año pasado, en la que participaron cerca del 80 por ciento de los votantes inscritos.

El porcentaje de apoyo al “Sí” ha generado polémica, tras su anuncio en la CEN. Si se toma en cuenta solo los votantes en el referéndum, el “Sí” ganó con un 86.8 por ciento de los votos, pero si se mide la votación contra los electores aptos según el padrón electoral, la victoria fue con el 73.3 por ciento de los sufragios.

La Constitución actual de Cuba, bajo la cual se registró la votación, establece en su capítulo XV de Reforma Constitucional, que “si la reforma es total o se refiere a la integración y facultades de la Asamblea Nacional del Poder Popular o de su Consejo de Estado o a derechos y deberes consagrados en la Constitución, requiere, además, la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al efecto por la propia Asamblea”.

La directriz constitucional establece, por lo tanto, que para que la reforma aprobada el domingo fuera válida, requería de la mayoría simple de los electores registrados, no de los electores que participaron en la votación.

Bajo esa sombrilla, el triunfo del “Sí” se dio con un porcentaje de 73.3 por ciento. Entre el abstencionismo, el voto del “No” y las papeletas invalidadas, 26.7 por ciento del electorado, o una cuarta parte de los cubanos no votaron por el “Sí”.

“Votaron por el Sí 6,816,169 electores, que representa el 73.3 por ciento del total de electores según lista actualizada y el 86.8 por ciento en relación a los 7,848,343 electores que votaron”, dijo Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la CEN, quien sostuvo que los resultados son preliminares y los oficiales finales serán dados a conocer en lo que queda de semana, por lo que podría haber cambios adicionales.

“La Constitución de la República ha sido ratificada. Fue un resultado favorable, una fiesta electoral”, agregó.