Ley de Bienestar Animal en Cuba propone multas de hasta 7 mil pesos a quienes vulneren a un animal

Ley de Bienestar Animal en Cuba propone multas de hasta 7 mil pesos a quienes vulneren a un animal

LA HABANA, 7 feb. Multas de hasta 7 mil pesos pudieran aplicarse contra quienes ejerzan diversas formas de abuso animal en Cuba, alertan funcionarios del Ministerio de la Agricultura (MINAG).

Un equipo del MINAG se reunió con representantes de la sociedad civil y el Estado en función de debatir asuntos respecto al proyecto de Ley de Bienestar Animal presentado por activistas desde el pasado año y postergado por la Asamblea Nacional, la cual discutirá la activación de la normativa este febrero.

En la cita se reunieron miembros de Bienestar Animal de Cuba (BAC), liderados por su presidente Javier Larrea Formoso, y representantes de la Asociación para la Protección de Animales y Plantas (AniPlant), la única organización del sector civil legal en la isla.

Tanto ellos como funcionarios del MINAG coincidieron en que “la cuantía de las multas debe ser rigurosa”, según precisa un artículo de Cubadebate.

El subdirector de Sanidad Animal, Cristóbal Arredondo Alfonso, sugirió incorporar a los programas de estudio del Ministerio de Educación asignaturas y contenidos que aborden las temáticas del bienestar animal.

La nota indica que, durante 30 años, el equipo de AniPlant y su presidenta, Nora García Pérez, han presentado en tres ocasiones un anteproyecto de bienestar animal en Cuba, para convertir en sanción la captura y maltrato de animales.

“Muchas personas estaban muy desilusionadas porque no había una ley y no se podía sancionar”, explicó García Pérez sobre la amplia demanda popular para que se active, por vez primera, una normativa preocupada por reconocer derechos animales en la isla.

Dentro de las tipologías de maltrato animal, los activistas recordaron el peso de la zoofilia, cuya gravedad tiende a minimizarse en la sociedad cubana. Según indicó Larrea Formoso, debería valorarse la posibilidad de incluir esta figura en el Código Penal.

El también estudiante de Derecho ha sufrido las consecuencias del desamparo legal y el estado de anarquía y barbarie que existe en Cuba con respecto a los animales, cuando sus dos perros fueron envenenados el pasado sábado. Un evento similar ya se había reportado en la ciudad de Santa Clara en la misma semana.

Con relación a las peleas de perros, el subdirector de Sanidad Animal informó que quedarán totalmente prohibidas, en cambio, hizo una distinción con respecto a las peleas de gallos, las cuales consideró “parte de nuestra cultura e idiosincrasia”, incluso cuando estas aves pelean a muerte dentro de una valla circular de la que no pueden escapar, y se ha demostrado que su percepción del dolor es similar a la de los mamíferos, por lo tanto, el sufrimiento también es el mismo.
(Cibercuba)