La Termoeléctrica de Cienfuegos se suma a la lista de averías en Cuba

La Termoeléctrica de Cienfuegos se suma a la lista de averías en Cuba

LA HABANA, 20 mayo La que es considerada como la termoeléctrica más eficiente del sistema eléctrico de Cuba, la Carlos Manuel de Céspedes, de Cienfuegos, se sumó a la lista de plantas generadoras, más de diez, que han sufrido averías desde la pasada semana hasta ahora.

De acuerdo con la estatal Unión Eléctrica (UNE) de Cuba, la unidad tres de esa instalación sufrió una rotura y salió de servicio, lo que supone 145MW menos de generación para el inicio de semana en la Isla, donde los apagones por déficit de generación se extienden durante las 24 horas y llegan a extenderse hasta por casi 20 en una jornada en algunas localidades fuera de La Habana.

La Carlos Manuel de Céspedes, que la semana pasada fue legitimada como la primera empresa estatal cubana que certifica su gestión energética mediante la Norma ISO 50001, estaba el mismo lunes en proceso de arranque y debería volver a operar durante el día, aseguró la UNE.

Sin embargo, este nuevo imprevisto se suma a las averías ocurridas en otras plantas del país en los últimos días, algunas de ellas recién sometidas a procesos de mantenimiento.

Lea tambien: DÍAZ-CANEL CALIFICA DE «COMPLEJA» E «INESTABLE» LA SITUACIÓN CON LOS APAGONES EN CUBA

En la nota oficial de la entidad estatal, además de la unidad 3 de Cienfuegos están averiadas la 2 de Felton y la 5 de Renté, mientras que en mantenimiento permanecen las unidades 1 y 3 de Santa Cruz del Norte y la 1 de Felton.

Para el horario pico, el déficit máximo será de 975MW, dada la demanda de 3.350MW y la disponibilidad de solo 2.445MW, pronosticó la UNE. El domingo la máxima afectación fue de 1.094MW.

Es situación se conoce después de que entre jueves y viernes la cifra de termoeléctricas sin operar se elevara a nueve y los funcionarios de la UNE y el Ministerio de Energía y Minas tuvieran que salir a dar explicaciones.

Vicente de la O Levy, titular del sector, negó el fin de semana el colapso del sistema electroenergético nacional, asegurando que la oleada de apagones que padecen los cubanos son una contingencia temporal debida a los más de 700MW fuera de servicio por los mantenimientos programados a las termoeléctricas, para presuntamente asegurar su funcionamiento durante los meses de verano, así como a otras averías imprevistas.

«Somos conscientes y estamos conscientes de la falta de electricidad que se está provocando a todo el pueblo de Cuba, y las largas horas de afectaciones, pero todo está dado por la carga grande de mantenimiento, fundamentalmente por Felton», dijo De la O Levy.

El ministro reconoció que otro problema que dificulta reforzar la generación es la imposibilidad de suministrar combustible a los motores y grupos electrógenos dispersos por la Isla, que sostienen la denominada generación distribuida.

Pese a ello, el funcionario negó que haya escasez de combustible en este momento. Dijo que lo que ha ocurrido es que se «ha complejizado» la transportación.

Una de las provincias más afectadas por la contingencia energética es Villa Clara, al punto de que el sábado solo un 35% del territorio amaneció con servicio y la actividad económica está prácticamente paralizada. Allí, desde este lunes, las escuelas redujeron su horario docente.

Como si no bastara, la estatal CUPET informó en los últimos días sobre la falta de disponibilidad de gas licuado para la venta a la población en los ciclos establecidos en varias provincias.

A fines de la semana pasada se produjeron protestas populares en barrios de Baracoa, en Guantánamo, tras más de diez horas de apagón. Asimismo, el régimen militarizó amplias zonas de Santiago de Cuba en prevención de que allí se produjera una situación similar.

Durante la más reciente crisis eléctrica, el 17 de marzo pasado ocurrieron manifestaciones en varios territorios del país.

Fuente