La ruta del dinero: ¿hacia dónde?

La ruta del dinero: ¿hacia dónde?

LA HABANA, 25 de febrero. Sacar dinero de los cajeros automáticos de la ciudad de Las Tunas continúa siendo un problema que afecta a miles de personas, y cada día las largas colas.La falta de efectivo en estas máquinas, y la imposibilidad de pagar productos o servicios a través de Transfermóvil o EnZona son claves en el tema de la bancarización, que en la práctica poco avanza más allá de los números.

En la provincia existen ocho cajeros automáticos del Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) y seis del Banco de Ahorro Popular (BPA), de los cuales sólo diez están en la ciudad capital, mientras que solo BANDEC había emitido más de 348.500 tarjetas magnéticas en toda la provincia a finales del año pasado.

Entonces, si es difícil sacar dinero de los cajeros automáticos porque la demanda es muy superior a la oferta, si es difícil utilizar el servicio de efectivo extra en más de 638 establecimientos de comercio, gastronomía, CUPET y Correos de Cuba porque o no tienen dinero o por otras razones que les impiden prestar el servicio, y casi ningún comerciante acepta pago a través de las pasarelas existentes, ¿qué hace la población, impotente al no poder adquirir productos o servicios?

Como el efectivo es casi inutilizable con las tarjetas, el cajero automático es el medio de pago más utilizado por la población, de ahí las largas y agotadoras colas todos los días de la semana.

La situación se ve agravada por el hecho de que los cajeros automáticos ya están obsoletos, tienen problemas con sus baterías y rodillos, se atascan sistemáticamente y a menudo funcionan con billetes reciclados, además de que los salarios han aumentado y los retiros son mayores.

Todos estos problemas objetivos son comprensibles, pero un rápido recorrido por la ciudad demostró cómo un día cualquiera, algunos cajeros automáticos del Banco Popular de Ahorro en el centro de la ciudad se quedaron sin efectivo, al igual que los ubicados en la sucursal de esa entidad en el Barrio de Buena Vista, lo que a veces también ocurre en Bandec. Y había días en los que la gente iba de un banco a otro sin ningún resultado.

¿Hay alguna justificación para esto? ¿No está establecido que cuando un cajero se queda sin efectivo o queda fuera de servicio, personal especializado debe acudir inmediatamente al banco para solucionar el problema? ¿No es esto una desprotección de la población?

Según el Banco Central de Cuba, el proceso de bancarización es la vía ideal para que toda la sociedad tenga acceso y utilice los servicios bancarios y financieros: pagos, ahorro y crédito, que sea rápido y seguro, aunque siempre hay un parte de la población que paga en efectivo.

Como parte de este proceso, el 2 de diciembre entró en vigor la Resolución 93/2023 del Ministerio de Comercio Interior, publicada en el Diario Oficial N° 106, que estableció un nuevo requisito para la inscripción en el Registro Central de Comercio, estableciendo que las entidades que se dediquen a en el comercio deben garantizar a los consumidores el acceso y uso de canales electrónicos para facilitar el pago a través de pasarelas nacionales o terminales de punto de venta en la prestación de sus servicios.

Este es, por supuesto, de obligado cumplimiento para las personas naturales y jurídicas inscritas en el citado Registro y comprende las actividades de comercio mayorista y minorista, los servicios gastronómicos o sociales de alimentación, los servicios técnicos comerciales y domésticos y los servicios de alojamiento prestados por empresas del Poder Popular.

Sin embargo, el efectivo sigue siendo una opción, pero es obligatorio tener habilitada alguna de las plataformas de pago: Transfermóvil o Enzona.

Hasta ahora esto había sido una quimera porque casi nadie aceptaba traspasos, pero el 2 de febrero entró en vigor esta resolución.

 Fuente