La llegada de viajeros y turistas internacionales a Cuba cae un 75% en 2021

LA HABANA, 21 nov. Cuba percibió una drástica caída de viajeros este año, cuando se recibieron hasta octubre 319,852 viajeros, lo cual que representa apenas el 25,6 por ciento con respecto a igual periodo del 2020.
De acuerdo con el último informe de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), de enero a octubre el país recibió 927,655 viajeros menos.

De modo similar se redujo en casi el 80 por ciento la cifra de visitantes extranjeros. En los primeros 10 meses del año llegaron a la isla 203,806, que representa el 20,5 por ciento y 789,212 visitantes menos que en el mismo período del año anterior.

El país mayor emisor de viajeros este año ha sido Rusia, que incrementó el flujo hacia la isla de 63,562 en 2020 a 121,949, confirmó la ONEI.

La comunidad cubana en el exterior disminuyó sus viajes al país, al pasar de 107,301 a 21,493; pero la peor caída en el flujo de viajeros lo tuvo Canadá, considerado hasta el pasado año uno de los mayores emisores de turistas a la mayor de la Antillas.

Si bien en 2020 y a pesar de la pandemia de COVID-19 llegaron a Cuba 404,921 canadienses, este año la cifra fue de apenas 14.618.

Después siguen en el listado España, Alemania, Filipinas e Italia, con cifras notablemente inferiores al pasado año.

El escenario ya se veía complicado para el turismo en Cuba desde el 2020, cuando llegaron a Cuba solo 1,085,920 turistas, registrándose un descenso del 74.6% con respecto a la cifra de 2019.

Alentado por la pandemia, ese fue el peor resultado de la serie histórica publicada por la ONEI desde la década de los años 90 del siglo pasado cuando arrancó el fenómeno turístico en la Isla. Este año, incluso, superó ese resultado negativo.

La mayor parte de la actividad registrada en 2020 tuvo lugar en los primeros tres meses del año, antes del inicio de la crisis sanitaria, y posteriormente se reactivó la demanda en los meses de noviembre y diciembre, que representan la primera parte de la temporada alta en el Caribe.

Sin embargo, el gobierno de la isla volvió a restringir el tráfico en los aeropuertos y a instaurar medidas sanitarias como las cuarentenas, que por costosas y prolongadas desalentaron los viajes.

Cuba había recibido en el primer semestre de 2021 un millón de viajeros menos que el pasado año, cuando ya la caída del turismo por el COVID-19 era alarmante.

Ahora el régimen cubano, atorado en una crisis económica sin precedentes en las últimas décadas, ha afirmado que intentará por varias vías recuperar parte de lo perdido, incentivando la actividad turística en destinos como Varadero, Cayo Coco, Cayo Santa María y Cayo Largo. (Cibercuba)