La firma italiana Lavazza crea empresa mixta pcon Cuba para producir café

La firma italiana Lavazza crea empresa mixta pcon Cuba para producir café

LA HAVANA, 7 dic. La firma italiana Lavazza creó una empresa conjunta con Cuba para la producción de café en Santiago de Cuba, que incluirá la variante en grano orgánico certificado para la exportación.La empresa mixta se denomina BioCuba Caffe S.A., y es la primera del estatal Sistema Agroforestal Cubano.

Según el oficialista diario Granma, se prevé que esta empresa tenga un importante impacto en la producción de café en el país y los productores vinculados a ella.

El presidente de la Asociación de Intercambio Cultural y Económico con Cuba, Michele Curto, aseguró que «por cada kilogramo de café que salga tiene que estar garantizada la misma cantidad para los cubanos».

«Cada vez que vayamos a exportar café, tendremos que asegurar que haya para los cubanos. Mantendremos siempre en el centro a los productores», señaló.

«La empresa que se crea» prevé introducir «en el país la producción de café orgánico certificado» y una propuesta integral «para el desarrollo de la comunidad y su gente», defendió la viceministra primera del Ministerio de Comercio Exterior, Ana Teresita González.

Expresó que «la nueva entidad tiene una concepción innovadora».

Señaló, además que «se aparta de la producción convencional del café, apuesta por un producto limpio, potencia la preservación y la responsabilidad social del mismo. A la vez fomentará las buenas prácticas agrícolas para mejorar el rendimiento de los cultivos y de la calidad del café».

Santiago de Cuba aporta el 40% del volumen total del grano extraído en el país, donde sin embargo no hay café para la población, que a falta del producto ha optado por ingerir infusión de platanillo.

La firma del acuerdo llega en un momento de crisis de la industria cafetalera nacional.

Recientemente Francia y Cuba suscribieron un acuerdo para la producción de café en una zona privilegiada del oriente de la isla, cuyos frutos luego se comercializarán en el exterior.

En este caso el proyecto no resolverá la problemática de la escasez de café que padece la población en el mediano plazo, pues el grano será exportado a pesar de la escasez que padecen los habitantes de la nación caribeña.

La Empresa Agroforestal cubana Gran Piedra Baconao y la francesa Malongó firmaron el tratado mediante el cual la nación europea se compromete a invertir en la producción cafetalera de una región de Santiago de Cuba, donde se prevé intensificar la productividad del grano para exportar.

Lo mismo ha sucedido con plantaciones en Guantánamo que han sido destinadas a la exportación hacia Italia bajo el nombre de nuevas marcas, mientras los residentes en ese territorio deben pagar hasta 300 pesos por una libra del producto o sustituirlo por infusión de platanillo.

El pasado 16 de octubre y en medio de una aguda escasez en Cuba, la famosa marca italiana Lavazza presentó en Madrid una exclusiva gama de café premium, etiquetada como La Reserva de ¡Tierra!

Cuba, elaborada con granos de la Isla.

En un exclusivo evento celebrado en la capital española, la firma italiana deleitó a los asistentes con el sabor y aroma del café cubano, degustado entre mojitos, música cubana y un coffee show ofrecido por los mejores baristas de Lavazza.

En Cuba la población lleva cinco meses sin café por la libreta y el gobierno explica que se ven obligados a importarlo para su distribución racionada debido al “bloqueo” que impide la importación de fertilizantes e insumos necesarios para el cultivo de los cafetos.

Convertido en artículo de lujo en la Isla, el café nacional se vende en las tiendas MLC a precios desorbitantes que no pueden pagar la mayoría de los trabajadores cubanos. Desaparecido de la canasta básica, el café cubano aparece ahora bellamente empaquetado por Lavazza para los consumidores españoles y europeos.

Fuente