La ‘contingencia energética’ en Cuba se agrava

Cuba registra su mayor déficit energético en meses

LA HABANA, 3 mar.Los apagones se han extendido en Cuba durante el sábado cuando la estatal Unión Eléctrica (UNE) estimó más de 1.000 mega watts (MW) de déficit en la generación por falta de combustible y paradas de más unidades en termoeléctricas, como la de Nuevitas 6, que se somete a un nuevo mantenimiento hasta finales del mes de abril.

El periodista oficialista Bernardo Espinosa informó sobre la salida del sistema de la planta en Camagüey en una publicación en Facebook que tituló «Contingencia energética».

«Nuevitas 6 en mantenimiento planificado. Se trabaja en turnos de 24 horas, los siete días de la semana, para acelerar (la) intervención. La proyección es restablecer esa máquina (de) generación de 100 MW antes de finalizar abril. Participan brigadas de termoeléctrica y de otras centrales. Detalles en próximas emisiones del Canal Cubano de Noticias», escribió Espinosa.

El sábado la habitual nota informativa de la UNE vaticinó apagones en toda la Isla por déficit de generación que el periódico Trabajadores atribuyó «al aumento de la demanda por elevarse las temperaturas y la escasez de combustibles».

La UNE estimó para la hora pico una disponibilidad de 2.160 MW y una demanda máxima de 3.150 MW, lo que dio como resultado un déficit de 990 MW y una afectación de 1.060 MW.

«Aunque se consiguió combustible para equilibrar el suministro por la salida de la Guiteras durante el mantenimiento de 17 días, no hay el suficiente para generar 864 en 95 centrales de generación distribuida, la patana de Santiago de Cuba y 14 centrales con bajas coberturas (91 MW)», señaló la nota.

En cuanto la unidad flotante de Melones, la de mayor capacidad, las autoridades informaron que en horas de la mañana estaba recibiendo combustible.

La situación fue crítica el sábado a pesar de que estaba previsto la incorporación de la unidad 5 de Mariel. En la misma central termoeléctrica la unidad 8 sigue fuera del sistema pues requiere «trabajos de mayor envergadura y más tiempo».

Además del parón actual de la Antonio Guiteras de Matanzas y la unidad 6 de Nuevitas de Camagüey por mantenimientos, sigue también fuera del sistema la accidentada unidad 2 de Felton.

La situación de la matriz energética en Cuba sigue de mal en peor. Entre las constantes averías de las plantas y la súbita salida de estas del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), más la constante falta de combustible y el nulo financiamiento para repararlas, la economía del país se sigue estancando y la población aumenta su agobio y penurias debido a los apagones.

Cubacontrol Manzanillo comentó en la publicación oficial de la UNE en Facebook: «En Granma estamos promediando 12 horas diarias de apagón por circuitos y bloques, con hasta tres rotaciones de cuatro horas de corte del servicio. Incluso se están afectando circuitos fuera de la planificación de rotación. Por favor, acaben de habilitar la patana de Santiago a ver si tenemos vida. Llevamos en esta situación desde enero».

«Sigue la fiesta de los apagones, esta temporada es de más 1.000 capítulos», dijo Manuel Pérez. «Ya esto es demasiado, hasta cuándo. Este país, que está tan malo, y ahora con los apagones, adónde vamos a parar», lamentó Kati Corría.

En el depauperado estado en el que se encuentra el SEN en la Isla, es una misión imposible para la economía salir adelante. Actualmente menos del 50% de la capacidad total de generación de energía basada en el petróleo y en la generación distribuida está operativa. Es por ello, se producen apagones entre ocho y 16 horas.

Como destacara el economista Emilio Morales en un artículo publicado, la Isla tiene serios problemas con el suministro de petróleo desde el exterior, pues Venezuela no ha podido enviar las cantidades de petróleo pactadas y el país no tiene capital para comprarlo en el mercado internacional.

Tampoco tiene acceso a líneas de financiamiento que le permitan un programa de financiación a largo plazo para poder adquirir el combustible que necesitan.

A duras penas el Gobierno sobrevive con el petróleo que le ha estado donando el presidente Manuel López Obrador, que ya va por más de 390 millones de dólares, una situación que es insostenible para la empresa mexicana PEMEX.

Fuente