Informe desclasificado de EE.UU. dice que los grillos serían la causa del ‘Síndrome de La Habana’

LA HABANA, 1 oct. El medio de comunicación Buzzfeed News ha publicado un documento desclasificado del Departamento de Estado de EE.UU.

en el que se descarta la teoría de que armas de microondas causasen el ‘síndrome de La Habana’, que se manifestaba en forma de mareos, visión borrosa, pérdida de memoria y dificultades para concentrarse.

Entre 2016 y 2018, funcionarios estadounidenses y canadienses denunciaron haber experimentando en la isla lesiones neurológicas, lo que llevó a las dos embajadas a reducir al mínimo su personal. La administración de Donald Trump responsabilizó a Cuba de estos efectos, lo que dio inicio a una crisis diplomática.

El informe científico revelado ahora considera muy poco probable que los causantes de los incidentes fueran microondas o rayos de ultrasonido y apunta a que los ruidos habrían sido causados probablemente por grillos.

Aunque el documento no concluye definitivamente qué causó dichas lesiones, sí destaca que la psicología de masas podría haber contribuido a la denuncia de los funcionarios.

«Creemos que los sonidos grabados son de origen mecánico o biológico, más que electrónico. La fuente más probable es el grillo de cola corta de las Indias», apunta el informe.

La teoría de los grillos ya se expuso en su día como una posible explicación, aunque el Gobierno estadounidense la descartó en base a otro informe médico encargado por el propio Departamento de Estado y publicado por un panel de las Academias Nacionales de Ciencias el año pasado, que apuntaba nuevamente a esa teoría de las microondas.

Desde los primeros reportes ligados a La Habana, la cifra de posibles incidentes de este tipo, según Washington, ha ascendido a casi 200. En las últimas semanas, presuntamente, se habrían detectado casos entre un oficial de inteligencia que viajaba con el director de la CIA a la India y habría supuesto también que la vicepresidenta, Kamala Harris, retrasara un viaje a Vietnam.

Pero no solo eso, el martes, la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó a favor de aprobar un proyecto de ley que indemniza al personal afectado por dichos incidentes.

Y esto a pesar de que nadie ha logrado establecer la causa real de dicho síndrome, quién está detrás de ello o si es real. Por si fuera poco, desde La Habana, hace tan solo un par de semanas, la Academia de Ciencias de Cuba presentó un informe técnico al respecto que concluía que esos supuestos ataques sónicos eran científicamente inaceptables.

«La narrativa del síndrome misterioso ha sobrevivido debido a un uso sesgado de la ciencia, en el que se han suprimido las opiniones discrepantes y las pruebas publicadas se han seleccionado para reforzar una narrativa falsa y acientífica. Debemos explorar explicaciones más simples y menos esotéricas para llegar hasta la verdad», concluye. (http://razonesdecuba.cu)