«Imposible estabilizar» el servicio eléctrico en Cuba a corto plazo

"Imposible estabilizar" el servicio eléctrico en Cuba a corto plazo

LA HABANA, 19 julio El ministro de Energía y Minas de Cuba, Liván Arronte Cruz, afirmó en comparecencia por la televisión nacional que es imposible estabilizar el servicio eléctrico en la isla como estaba previsto para los meses de julio y agosto. El país está bajo apagones diarios desde hace meses.

Arronte dijo que un incendio accidental en una de las principales plantas termoeléctricas del país impidió cumplir el compromiso del gobierno de mejorar el servicio eléctrico en los meses de julio y agosto, etapa del año en que los cubanos salen de vacaciones masivamente.

“El incendio de grandes proporciones ocurrido el 8 de julio en la unidad dos de la planta de Felton, después de terminado el mantenimiento, e hizo imposible asegurar la generación eléctrica que teníamos prevista para estos dos meses”, apuntó el ministro.

Advirtió además que es imposible en las condiciones actuales alcanzar la potencia de reserva que necesita el sistema eléctrico nacional para brindar un servicio estable.

El titular de Energía explicó además que el incendio en Felton ocurrió por la fractura accidental de uno de los tubos conductores de crudo de la termoeléctrica, después de que esa planta había terminado su ciclo de mantenimiento.

“La situación es muy compleja y tensa en estos momentos, pero tiene solución aunque no de manera inmediata, porque es necesario un nivel de importación de recursos”, afirmó el titular.

La crisis energética que vive el país caribeño se debe a una combinación de factores que van desde la vejez de las termoeléctricas hasta la falta de mantenimiento en forma y de combustible diésel para los motores generadores que forman parte de las baterías productoras de electricidad que entran en operaciones como apoyo al sistema en los horarios picos.

El ministro relacionó la complejidad actual con las sanciones económicas impuestas a la isla por el gobierno de Estados Unidos y explicó que a ello se suma al aumento de los precios internacionales de los combustibles y las materias primas necesarias para los mantenimientos de las termoeléctricas.

Apoyo de Rusia a la crisis energética Hace cuatro días, trascendió el arribo a la isla de un tanquero ruso con 700 mil barriles de fuel oil, pero el ministro dijo que esa cantidad apenas alcanza “para unos nueve días de consumo” de los motores eléctricos.

“A nosotros nos está costando un 30 por ciento más caro la compra de crudo en el mercado internacional”, puntualizó Arronte. Cuba importa a precios preferenciales de Venezuela casi la mitad del combustible que consume el país y utiliza el crudo nacional, de alto contenido de azufre, en la producción de energía, lo cual implica someter a mantenimiento las termoeléctricas cada seis meses.

Fuentes venezolanas aseguran que ese país ha enviado a Cuba unos 56 mil 610 barriles diarios de crudo, gasolina, turbosina y fuel oil en lo que va de 2022, una cifra que está por debajo de lo suministrado el año anterior.

Protestas por los cortes de electricidad Los cortes diarios de electricidad, en medio del agudo calor del verano caribeño, mantiene en tensión a los cubanos, sobre todo en las provincias más distantes de La Habana donde la cocción de alimentos se realiza mediante cocinas eléctricas.

En este contexto, el viernes pasado se registró una protesta callejera en la localidad de Los Palacios, provincia occidental de Pinar del Río. José Ramón Cabrera, representante del gobierno de la localidad. dijo a medios nacionales que “la situación con la electricidad se intensificó porque tuvimos afectaciones en un cable principal que alimenta la cabecera del territorio”.

Vecinos del lugar dijeron por su parte que el detonante de las protestas que terminaron sin enfrentamientos con la policía se debió a que “llevábamos 12 horas sin electricidad”.

En un contexto parecido tuvieron lugar en el verano de 2021 las mayores manifestaciones antigubernamentales de los últimos 60 años en al menos 30 localidades de la isla, con asaltos a unidades de la policía y comercios, y el saldo de unos mil detenidos y un fallecido.

Fuente