Gobierno de Cuba autoriza pequeñas y medianas empresas privadas

Gobierno de Cuba autoriza pequeñas y medianas empresas privadas

LA HABANA, 19 junio El Ministerio de Economía de Cuba adelantó este viernes en la Mesa Redonda que ya trabaja en las normas jurídicas,

facultades y marco de actuación de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) estatales y privadas en Cuba.

Aunque de momento no hay fecha de aprobación de esas regulaciones, ya se sabe que las Mipymes cubanas nacerán con restricciones. Y la principal es que el Gobierno definirá la nomenclatura de la empresa en función de los trabajadores que tenga: de 1 a 10 será micro; de 11 a 35 será pequeña y de 35 a 100 será mediana.

«Lo que quieren es que los trabajadores por cuenta propia, cuando pasen de una determinada dimensión en el número de trabajadores contratados, automáticamente se conviertan en Mipymes, en función del tamaño. Eso es ir en contra de la ley de libre elección porque un empresario no es un autónomo.

Un autónomo que quiera ser autónomo se queda como autónomo y si luego quiere crear una empresa, crea una empresa. Ellos (los comunistas cubanos) quieren hacer como una pasarela obligatoria y eso va contra el derecho de la libre empresa que, lógicamente, ni va a existir en Cuba ni se lo plantean en este momento y es, en mi opinión, lo que desmerita completamente el proyecto», señaló a CiberCuba el economista cubano Elías Amor.

Esquema para entender qué son el concepto comunista de Mipymes. Foto: Cubadebate.

El primer paso en el proceso de creación de las Mipymes, según el ministro Alejandro Gil Fernández, es ordenar los actores de la economía cubana, pero eso, advirtió, «lleva un tiempo».

Gil Fernández aseguró asimismo que ahora están centrando los esfuerzos en «perfeccionar» la empresa estatal que él considera «decisiva para el crecimiento económico del país», pero también estén enfocados en el diseño del marco legal de la empresa filial y las Mipymes.

En este sentido adelantó que intentarán que la contratación indefinida se «redireccione» hacia las Mipymes y además, vendió como ventaja de la reconversión automática que si un cuentapropista se convierte en Mipyme «tendrá más autonomía y capacidad de gestión que bajo la fórmula del trabajo por cuenta propia».

Respecto a las Mipymes privadas, el ministro apeló a las cifras pre-pandemia, y dijo que existen 600.000 trabajadores por cuenta propia en el país y 120.000 contratados por esos autónomosAunque en principio las Mipymes estatales o privadas tendrán la misma forma de gestión, el ministro aclaró que se diferenciarán desde el punto de vista jurídico y tributario aunque sus trabajadores tendrán las mismas prestaciones a la Seguridad Social.

La viceministra de Economía y Planificación, Johana Odriozola Guitart, destacó que llevan años trabajando en las normas jurídicas por las cuales se regularán las Mipymes que no sólo podrán ser exclusivamente estatales o privadas sino que en un futuro se baraja la gestión mixta.

Pegas a la Mipymes cubanos

El economista Elías Amor cree que no se puede avanzar en la creación de un marco para las pequeñas y medianas empresas si previamente no se ordena bien el sector de los autónomos, «que es la base de una economía y que en Cuba, en concreto, no se está haciendo bien desde el punto de vista jurídico y de garantías».

Amor, profesor de la ESIC Business & Marketing School en Valencia (España), cree que la norma que regulará las Mipymes en Cuba es «muy encorsetada».

«Es una norma jurídica que lo que va a hacer es bloquear, embargar más la actividad de las empresas en lugar de facilitarla y aligerarla. No se sabe muy bien qué es lo que pretenden conseguir con esto sino es control y subordinación», añadió.

En tercer lugar, Elías Amor destaca que «estamos en un escenario igual que el que hubo con la Tarea Ordenamiento y no sabemos cuándo es que va a entrar en vigor todo esto; si amplían los plazos hasta después del verano; que te dicen que ahora están trabajando en las normas…

Estamos de nuevo ante una oscuridad, falta de transparencia y no informan adecuadamente de las cosas que están haciendo para que el pueblo pueda reaccionar. Luego tendrán que cambiarlo como pasó con la Tarea Ordenamiento, cuando la gente ya protesta», concluyó.(Cibercuba)