Gobierno cubano trabaja por regreso de médicos secuestrados en Kenia

LA HABANA, 14 abr (Xinhua)   El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, dijo hoy que su gobierno trabaja “sin descanso” por el regreso de dos médicos cubanos secuestrados en Kenia por presuntos miembros del grupo de milicianos Al Shabaab, vinculado a la red terrorista Al Qaeda.

“Cuba se esfuerza sin descanso por el retorno a salvo de Assel y Landy, nuestros médicos secuestrados en Kenia. Con ellos y sus seres queridos compartimos la certeza de que su misión humanitaria será respetada y reconocida. Creemos en el poder de la solidaridad”, escribió el mandatario en su cuenta en la red social Twitter.

El viernes, los médicos cubanos Assel Herrera Correa y Landy Rodríguez Hernández, quienes prestaban servicios en el condado de Mandera, en la frontera de Kenia con Somalia, fueron emboscados y secuestrados por hombres armados, presuntos miembros de Al Shabaab.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, anunció también en Twitter que sostuvo el sábado una conversación telefónica con su homóloga keniana, Monica Juma, sobre el secuestro y “las acciones ejecutadas por el gobierno de ese país ante el lamentable incidente”.

Otro tuit del ministro de Relaciones Exteriores precisó que los restantes colaboradores en Kenia se encuentran seguros.

Assel Herrera y Landy Rodríguez.

“Mantenemos seguimiento constante con las autoridades kenianas sobre el secuestro de los dos médicos cubanos. Restantes colaboradores de la salud en ese país se encuentran seguros. La embajada de Cuba en Nairobi mantiene con ellos comunicación permanente”, escribió.

En esa misma red social, la Policía Nacional de Kenia publicó que se realizan “esfuerzos concertados para su búsqueda y rescate por parte de un equipo de seguridad de varias agencias”.

Medios kenianos informaron el sábado que al menos 10 ancianos de la comunidad de Mandera partieron a Somalia para negociar la liberación de dos médicos cubanos.

Más de un centenar de médicos cubanos prestan su colaboración en Kenia, fundamentalmente en zonas apartadas del país.

En la zona del secuestro son frecuentes los ataques de Al Shabaab para presionar al gobierno keniano de que retire sus tropas de Somalia.

En enero, el grupo terrorista organizó un gran ataque contra un complejo hotelero de Nairobi en el que murieron más de 20 personas.