Gobierno cubano reactiva las Patrullas Click por crisis energética

Díaz-Canel califica de "compleja" e "inestable" la situación con los apagones en Cuba

LA HABANA, 18 junio El gobierno cubano decidió reactivar las llamadas Patrullas Click ante la crisis energética que enfrenta el país y los prolongados apagones que sufren los ciudadanos.

Culpando al embargo estadounidense del déficit de combustibles y las averías en las termoeléctricas, las autoridades cubanas apelaron al “patriotismo” y la “conciencia revolucionaria” de la población para exigirles que ahorren electricidad en sus casas.

“Es imprescindible elevar la conciencia del pueblo en todos los temas relacionados con el ahorro. El sector residencial representa muchísimo en los gastos de la capital. Desde los CDR hacemos la convocatoria Un clic por La Habana, es un clic por Cuba con el objetivo de promover desde el seno familiar, la implementación del ahorro”, declaró a Tribuna de La Habana, Irina Sierra Podio, coordinadora provincial de los CDR.

La crisis energética de Cuba y las medidas para enfrentarla fueron objeto de una intervención especial del gobernante Miguel Díaz-Canel este viernes en la televisión cubana.

A su diestra, el comandante Ramiro Valdés llamó a los cubanos a “igualar la demanda a la oferta” como solución al déficit energético producido por la crisis económica del régimen, que le impide comprar combustibles e invertir en la generación de energía eléctrica.

Para ello, el viejo comandante con más experiencia en la represión aseguró que la inmensa mayoría de los cubanos son “revolucionarios” y están dispuestos a hacer cualquier “sacrificio” por la llamada “revolución”.

¿Y quién mejor para controlar esa voluntad sacrificial de los cubanos que esa organización de masas, represora por naturaleza, que son los Comités de Defensa de la Revolución?

“Por supuesto, estaremos articulando con las organizaciones políticas y de masas cuyos representantes son variados en un núcleo de vivienda. Por supuesto vamos a activar, con nuestros niños, las Patrullas Clic”, afirmó la coordinadora de los CDR en la capital.

Dirigidos por el ex espía Gerardo Hernández Nordelo, los CDR pretenden retomar una vieja “inicitativa” del castrismo para promover el ahorro en las viviendas del país.

Compuestas por niños, las denominadas Patrullas Click fueron creadas por el régimen para “patrullar” en los barrios y vigilar el consumo doméstico, llegando a tocar en las puertas de los vecinos para pedirles apagar luces de sus hogares.

Más allá de la utilización de menores de edad como herramienta para la “concientización” de las masas, las Patrullas Click buscan reducir el consumo energético mediante el mecanismo totalitario de la vigilancia y el control social.

El gobierno de la “continuidad” no ha tenido reparos en utilizar nuevamente menores de edad para sus fines propagandísticos e intimidatorios.

Detrás de cada niño cubano que salga a recorrer su vecindario para “controlar” el consumo eléctrico de sus vecinos está la mano del siniestro Ramiro Valdés y el espía saltimbanqui. El ceño fruncido de uno y el populismo de macetero del otro pretenden solucionar la ineficiencia de un modelo empresarial socialista impuesto como forma de dominación.

“Los niños han demostrado asumir esta tarea con responsabilidad y disciplina. Proponemos que se enmarque en diferentes horarios para lograr un impacto superior en la comunidad. Desde las seis de la tarde a nueve de la noche”, indicó Sierra Podio.

“De manera inmediata ya interactuamos con nuestros cuadros profesionales para que el mensaje de la campaña no quede en la consigna, sino en la necesidad de la familia de aportar al ahorro de electricidad y portadores energéticos. Tenemos todas las condiciones para revertir el alto consumo.

El pueblo habanero es solidario, que participa y aporta. Lo no logrado ha sido porque dejamos de ser sistemáticos en estas acciones relacionadas con el ahorro”, concluyó la emisaria del terror del régimen.

El mismo gobierno que no previó la necesidad de oxígeno medicinal durante una pandemia y dejó abandonada durante años la principal fábrica de este insumo esencial piensa ahora revertir el déficit energético del país apagando bombillas y aires acondicionados en las casas de los cubanos.

El mismo gobierno que dejó hundirse la industria azucarera del país y que es incapaz de dar mantenimiento sus termoeléctricas o renovar el Sistema Eectroenergético Nacional (SEN).

“Contamos con el apoyo de los 20,000 CDR que tenemos en la capital. Si logramos apagar en cada una de las viviendas de estos Comités, una bombilla, podremos ganar un paso determinante en el ahorro”, expresó la coordinadora provincial de los CDR.

Fuente