Gobierno cubano aspira a recuperación gradual del sistema eléctrico antes de finalizar el año

Gobierno cubano aspira a recuperación gradual del sistema eléctrico antes de finalizar el año

LA HABANA, 25 ago. El gobierno cubano afirmó este miércoles que aspira a la «recuperación gradual» del sistema eléctrico nacional antes de finalizar el año, en medio de una crisis energética sin precedentes y de continuas protestas sociales contra los apagones.

El ministro cubano de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, dijo en el espacio oficialista Mesa Redonda que «se espera la recuperación antes que termine el año», pero que las soluciones serán «graduales», pues no hay estrategias a corto plazo.

«Hay soluciones, pero no son inmediatas, sino que se deben ir resolviendo de manera gradual», expresó.

Señaló que «la estrategia» para esa recuperación se ha actualizado, «manteniendo como objetivo recuperar las capacidades de generación, respaldada por un financiamiento asignado para la ejecución de un programa que permita llegar a la sostenibilidad».

«El objetivo es avanzar en la recuperación de esas capacidades, pero también ejecutar inversiones que permitan una recuperación gradual del sistema eléctrico», agregó en el espacio televisivo, donde estuvieron presentes funcionarios de la Empresa Eléctrica cubana.

La gradualidad se debe, explicó el ministro, a que «cuando se obtiene el financiamiento, los plazos de entrega de cada uno de los productos y materias primas que deben ser adquiridos» para desarrollar las fabricaciones en el país tardan.

Comentó al respecto que la industria cubana puede fabricar «gran parte de las piezas y componentes de repuesto necesarios que hoy se emplean en las termoeléctricas», pero hay que comprar materias primas.

«Hay piezas que necesariamente debe hacer el fabricante de la tecnología, y tienen plazos de entrega», puntualizó.

Estos plazos de entrega de los recursos alargan los procesos de recuperación de las termoeléctricas averiadas, como es el caso de la Felton, en Holguín.

«Las piezas de repuesto y equipamientos dañados tienen plazos de entrega que rebasan las 26 semanas, por lo que aún no se ha podido restablecer esa unidad», afirmó Arronte Cruz.

Al respecto, negó que haya negligencia o intencionalidad en los recientes incendios reportados en esa termoeléctrica y la del Mariel. «Como ocurre ante cada hecho extraordinario, las averías han sido investigadas por equipos multidisciplinarios, integrados por las autoridades facultadas, y se ha demostrado que no hubo negligencia ni intencionalidad», aseguró.

Si bien reconoció que la situación energética del país sigue siendo compleja, el funcionario volvió a culpar de la actual crisis al embargo estadounidense, a la falta de mantenimiento de las unidades y a la inestabilidades con el combustible debido al aumento de su precio en el mercado internacional.

Actualmente los cubanos soportan apagones de hasta 18 horas diarias. Recientemente varias localidades del país se han manifestado contra los cortes de luz y la incapacidad del régimen para solucionar la crisis energética.

Uno de los alzamientos más importantes de las últimas semanas ocurrió el jueves y viernes pasados en Nuevitas, Camagüey, donde los residentes salieron a las calles tras pasar 24 días consecutivos con apagones en el horario de 11:00 p.m. a 5:00 a.m.

Fuente