Funcionarias estadounidenses de alto rango viajan a La Habana en medio de crisis migratoria

Funcionarias estadounidenses de alto rango viajan a La Habana en medio de crisis migratoria

LA HABANA, 7 nov. Dos funcionarias de alto rango de la administración Biden viajarán a La Habana esta semana para discutir temas migratorios, pocos días después de que los sobrevivientes de una lancha rápida con migrantes cubanos que se dirigían a Estados Unidos dijeron que la Guardia Costera cubana embistió su embarcación, matando a siete pasajeros, incluida una niña de 2 años.

El viaje a La Habana de la subsecretaria de Asuntos Consulares del Departamento de Estado, Rena Bitter, y de la directora de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU (USCIS), Ur Mendoza Jaddou, es la visita de más alto nivel de funcionarios estadounidenses a la isla desde la administración de Barack Obama—al menos que se conozca públicamente.

El Departamento de Estado dijo que ambas funcionarias discutirán con sus homólogos cubanos la reanudación total del procesamiento de visas de inmigrantes a principios de 2023 y la reciente reanudación del programa de reunificación de la familia cubana en la embajada de Estados Unidos en La Habana.

El comunicado no dice el día exacto en que Bitter estará en La Habana. Dice que viajará del 6 al 10 de noviembre, con paradas en Georgetown, Guyana; Miami; y La Habana.

El Departamento de Estado dijo que Bitter expresará su “agradecimiento” a los funcionarios de Guyana “por su cooperación en los servicios consulares, incluida la facilitación del procesamiento de visas de inmigrantes estadounidenses para ciudadanos cubanos” desde 2018.

Bitter también supervisará las instalaciones que emiten pasaportes estadounidenses y se reunirá con el personal en Miami.

Desde 2017, cuando la administración de Donald Trump evacuó al personal de la embajada en La Habana debido a los inexplicables síntomas que padecieron algunos funcionarios estadounidenses, los cubanos que buscaban reunirse con sus familias en Estados Unidos tuvieron que viajar primero a Colombia y luego a Guyana para obtener visas.

La administración de Biden reinició parte del procesamiento de visas en La Habana a principios de este año y dijo que los servicios de visas de inmigración se reanudarían por completo el próximo año.

La administración también reanudó el programa de reunificación de la familia cubana este verano con la esperanza de frenar el mayor éxodo de cubanos hacia los Estados Unidos en varias décadas, casi 225,000, en el año fiscal 2022.

Pero los cubanos continúan intentando el peligroso viaje, recorriendo América Central hasta la frontera con México o zarpando, muchos en balsas hechas a mano. La Guardia Costera estadounidenses repatrió el viernes a 68 cubanos que intentaban llegar a las costas de Florida.

Los dos gobiernos reconocieron que sus agencias de guardacostas estaban cooperando para detener los peligrosos viajes por mar. Pero el incidente en Bahía Honda, donde murieron siete personas, probablemente generó tensión y el Departamento de Estado dijo que estaba recopilando información sobre lo sucedido.

Fuente