Funcionaria admite que el matrimonio infantil es un problema en las leyes de Cuba

Funcionaria admite que el matrimonio infantil es un problema en las leyes de Cuba

LA HABANA, 20 apr. el país en materia de género es que las leyes del país permiten el matrimonio infantil y las relaciones sexuales con menores de edad.

La funcionaria indicó que la Isla enfrenta “muchos desafíos en materia de autonomía de género y legislación familiar”, y que esos están entre los principales, reportó Radio Rebelde.

Las declaraciones se hicieron durante la presentación online del Informe de Estado de la Población Mundial 2021 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

González señaló que, en Cuba, el matrimonio se formaliza entre mayores de 18 años, pero que el Código de Familia vigente otorga permiso a los progenitores o representantes legales para autorizar estas uniones, siempre que “la mujer sea mayor de 14 años y el hombre de 16”.

Asimismo, las leyes se refieren a los menores como “mujer” y “hombre”, pese a que la Convención de los Derechos del Niño establece la edad adulta a partir de los 18 años, considerando “niños” a quienes se encuentren por debajo de esa edad.

También el Código Civil cubano establece la adultez a partir de los 18 años, una contradicción con el Código de Familia permite el matrimonio infantil a pesar de que esto implica un tipo de relación y responsabilidades propias de personas adultas.

La funcionaria demostró estar consciente de que casarse en edad infantil puede tener consecuencias negativas para el menor en cuestión.

También declaró que “se prevé la eliminación de esa excepcionalidad por todo lo que trae en sí misma y que repercute en materia de salud y de derechos sexuales y reproductivos, además de las repercusiones penales”.

El matrimonio infantil es uno de los grandes problemas sociales de Cuba que, de acuerdo con el Centro de Estudios Demográficos (Cedem), solo en 2019 afectó a más de 900 adolescentes de entre 14 y 17 años.

El gobierno también ha reconocido que la tasa de embarazo adolescente es alarmante, con 51.6 casos fecundados por cada 1,000 menores de 20 años, de acuerdo a los reportes de 2014 y que han ido creciendo. (www.asere.com)