Falleció el Primer Maestro del Ron Cubano

LA HABANA, 11 sep.  (PL) El Primer Maestro del Ron Cubano, José Pablo Navarro Campa, falleció este jueves a los 78 años de edad, tras una vida entregada a cultivar y salvaguardar las experiencias de los peritos en la materia y poner bien en alto el nombre de la bebida nacional.

La empresa mixta Havana Club International S.A. anunció la lamentable muerte de su especialista mayor, que había nacido el 28 de abril de 1942 en Palma Soriano y que desde los 7 radicó con su familia en la ciudad de Santiago de Cuba.

Navarro Campo cursó la carrera de Ingeniería Química en la Universidad de Oriente, donde se graduó en 1964 y permaneció como profesor de ese plantel hasta 1970.

En ese período desarrolló una intensa actividad docente y especialización en Físico-Química, Termodinámica Técnica, Termodinámica para Ingenieros Químicos y Balance de Masa y Energía aplicados a Plantas completas e incluso en 1968 publicó algunos materiales docentes de importancia académica.

Un año después pasó de la docencia a la industria del ron, en la que descubrió el amplio y preferencial campo de aplicación de sus estudios en la Universidad de Oriente, y desde entonces se dedicó a su fabricación.

Su trabajo en la industria ronera cubana abarcó una apreciable variedad de aspectos que llegaron a ser un compendio integral para el sector, entre ellos la caña de azúcar al ron terminado; la producción directa hasta las investigaciones, proyectos, diseños técnicos, proyección de plantas completas y otros.

Además, la garantía de la estabilidad de un ron conocido hasta el desarrollo de nuevos por requerimientos del mercado; el cuidado y ordenamiento de aguardientes y rones según tipos y edades hasta involucrarse con todas plantas del país.

También las exigencias de producción de alcohol puro hasta la riqueza de las mezclas necesarias en aguardientes y rones; el exigente resultado económico, la estabilidad de su calidad y conservación de la tradición heredada.

Por último, el urgente resultado de hoy hasta soñar y garantizar el mañana; y la profundización personal de conocimientos hasta la satisfacción de compartirlos y trasmitirlos e incluso presentarlos en foros nacionales e internacionales.

Havana Club International S.A. señaló que todo ello explica su desempeño como profesor, tecnólogo, jefe de planta, de departamentos y de grupo de investigaciones, vicedirector en la empresa ronera, director industrial y responsable de grupos técnicos asesores.

Ciencia, técnica, defensa de la cultura nacional, escuela y crisol donde se funden virtudes han constituido y constituyen los puntos cardinales de su vida asociada a la producción del ron, con la firme convicción que descubrir su valor cultural y patrio es lo primero, porque las mercancías perecen y pueden recuperarse a corto plazo, pero la Cultura no, concluyó su reseña la empresa mixta sobre Navarro Campo. Falleció el Primer Maestro del Ron Cubano