Fallece el cineasta cubano Nelson Rodríguez, editor de "Lucía" y "Memorias del subdesarrollo"

LA HABANA, 13 feb. El cineasta Nelson Rodríguez Zurbarán, editor de clásicos del largometraje cubano como Lucía y Memorias del subdesarrollo, falleció este miércoles a la edad de 82 años. El sitio Cubacine, adscrito al Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), dio a conocer la noticia que tuvo una amplia repercusión entre sus colegas y amigos en las redes sociales.

“Supo transgredir el arte de la edición y convertirse en uno de los más activos creadores del cine cubano. Con solo mencionar su trabajo como editor en los filmes Memorias del subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea, 1968), La primera carga al machete (Manuel Octavio Gómez, 1968) y Lucía (Humberto Solás, 1968) bastaría; pero Nelson fue más allá y logró extender su arte hasta otras naciones latinoamericanas”, indicó la publicación en reconocimiento a su trayectoria.

Rodríguez también se desempeñó como montajista, guionista y director. Durante años fue profesor de Montaje en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), e impartió talleres y clases magistrales en países de América Latina y Europa.

“Falleció Nelson Rodríguez, gloria del cine cubano y latinoamericano. A Marcelino, su compañero, familiares y amigos, nuestro sentido pésame!”, publicó el crítico Juan Padrón en su página de Facebook.

Nacido en la ciudad de Cienfuegos, su primera experiencia cinematográfica ocurrió en su niñez, cuando sus padres lo llevaron a ver Dumbo, el filme animado de Disney, narró en una entrevista con motivo de su 80 cumpleaños.

A finales de la década del 50, mientras Nelson estudiaba Ciencias Comerciales, se unió al Cineclub Visión en el barrio de Santos Suárez de La Habana, donde conoció a los que luego serían protagonistas del nuevo cine cubano: Humberto Solás, Oscar Valdés, Héctor Veitía, Norma Torrado y Gloria Argüelles.

En 1962 debutó en el cine con Historia de una batalla, y su trabajo abarcó más de 93 filmes, entre ellos algunos de los más representativos de la cinematografía nacional, como Las 12 sillas, Miel para Oshun, El siglo de las luces, Papeles secundarios, Un hombre de éxito, Los sobrevivientes, La última cena, Una pelea cubana contra los demonios, entre otras.

También trabajó en coproducciones del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) con México, Argentina, España y otros países. Su última producción fue la cinta Roble de olor, en 2006.

Varias de estas obras son consideradas íconos del cine cubano, especialmente Memorias del subdesarrollo (1968), del director cubano Tomás Gutiérrez Alea, que ha sido catalogada como la mejor película iberoamericana del siglo XX.

En 1986, Rodríguez obtuvo el Gran Coral al mejor montaje en el VII Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. También ostentaba la Distinción por la Cultura Nacional, el Diploma al Mérito Artístico que otorga el Instituto Superior de Arte.

En  2007, recibió el Premio Nacional de Cine como reconocimiento a su fructífera carrera como editor, guionista y codirector.

Fuente Cibercuba