Estable el servicio de transporte en Habana Vieja

LA HABANA, 7 julio La etapa pos- COVID- 19 en La Habana ha comenzado, especialmente para el sector del transporte, con importantes medidas de control desde el pasado 3 de julio.“En La Habana Vieja se mantienen las medidas para poder mantener una transportación segura”, dijo Soledad Sotolongo Sánchez, jefa de la oficina de transporte de dicho municipio.

Además de todas las medidas ya implementadas como el uso del nasobuco y el liquido desinfectante se higienizan los vehículos diariamente según orientaciones de la dirección de salud pública y el Ministerio de Transporte.

Mantener el distanciamiento social en la transportación de pasajeros es fundamental. “Por ejemplo en los ómnibus articulados se pueden transportar 60 personas pero al inicio del viaje se recogerán solamente 15 para poder ir recogiendo personal a lo largo del trayecto.
El total de los asientos serán ocupados y solo podrán montar dos trabajadores de la empresa de transporte”, explicó Sotolongo. Las lanchas de pasajeros hasta el municipio de Regla o Casablanca, transportarán a 30 personas.

El apoyo de la brigada de jóvenes transportistas es fundamental en estos tiempos especialmente en paradas con gran afluencia de público. Habana Vieja posee 12 puntos de alta concentración, de ellos 4 son de estaciones de inicio de viaje como las del P13 y la 222 entre otras.

“Un valioso papel ha comenzado a jugar la Brigada de jóvenes transportistas que están identificados en cada estación. El pasado 2 de julio realizamos el abanderamiento de dicha brigada en Habana Vieja. Al acto asistieron las máximas autoridades del territorio”.

Aunque se prepararon las condiciones para enfrentar una gran demanda en el uso del transporte por parte de la población el primer día no fue así. “Ocurrió lo mismo en el resto de los municipios de La Habana, la mayoría de los ómnibus transitaron medio vacíos”, destacó Soledad. Es responsabilidad de cada uno tomar las medidas, respetar a las autoridades de cada autobús y cuidarse.

Para los conductores es obligatorio al final y el comienzo de cada viaje higienizar el autobús. A la actividad del transporte privado, en el caso de  Habana Vieja, se han unido los bicitaxis. “Cada uno puede trasladar una sola persona, velar por el uso del nasobuco y llevar liquido desinfectante”, concluyó Sotolongo Sánchez.
( www.radiociudadhabana.icrt.cu )