España pide a consulados prepararse y agilizar trámites por nueva Ley de Nietos

Hay novedades sobre las citas de Ley de Nietos para Cuba

LA HABANA, 14 oct. El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, pidió a las embajadas y consulados en el extranjero prepararse y agilizar los trámites de los solicitantes que quieran acogerse a la nueva ley de Nietos.

El diario The Objective tuvo acceso a una circular según la cual el titular llama a las sedes diplomáticas a estar listas para recibir un «volumen significativo» de solicitudes de nacionalidad que comenzarán a llegar con la entrada en vigor de la ley de Memoria Democrática.

De acuerdo con el ministro, «se reforzarán» los consulados que puedan tener mayor cantidad de solicitudes, «tomando como referencia de partida los datos de carga de trabajo que en su día generó la Ley de Memoria Histórica».

Asimismo, planteó la conveniencia de establecer un sistema de cita previa y que se puedan atender «sin cita» a los hijos e hijas mayores de edad de aquellos españoles a quienes les fue reconocida su nacionalidad mediante la ley de Memoria Histórica.

«Los expedientes presentados por estos solicitantes van a ser relativamente sencillos, al estar formados fundamentalmente por la solicitud, su certificado de nacimiento y el certificado de nacimiento de su padre/madre español. En ese caso, solo se atendería con cita previa a los demás solicitantes», indica la circular.

También se sugiere a las embajadas y consulados establecer un turno «especial» de atención, «fuera del horario habitual de atención al público», atendido por los efectivos de refuerzo eventualmente autorizados.

La normativa permitirá a miles de descendientes de españoles tramitar la nacionalidad aunque sus antecesores la hayan perdido o renunciado a ella por razones políticas, ideologías de creencia o de orientación e identidad sexual, destaca la publicación.

El texto de la citada ley, que fue aprobado por el Senado la pasada semana con 128 votos a favor, 113 en contra y 18 abstenciones, está pendiente de publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y contiene una disposición adicional octava que beneficia a los descendientes de españoles que huyeron de España por la Guerra Civil y el periodo dictatorial del general Franco.

Tal disposición fue llamada ‘ley de Nietos’, y amplía la concesión de la nacionalidad española a los descendientes de los exiliados.

La ley de Memoria Histórica, aprobada en 2007 bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, excluyó en la práctica a estos últimos al cubrir únicamente a cerca de 250.000 personas que lo solicitaron, la gran mayoría de ellos en Francia, México, Argentina, Venezuela y Cuba.

En la nueva ley de Nietos, incluida como enmienda dentro de la legislación de Memoria Histórica, se podría adquirir la nacionalidad española por dos vías en el caso cubano:

-La primera, abre la puerta de la ciudadanía a los descendientes de españolas exiliadas que perdieron la nacionalidad al casarse con un extranjero con anterioridad a 1978.

-También se beneficiarán los hijos e hijas mayores de edad de los españoles a los que se les reconoció la nacionalidad de origen en virtud del derecho de opción.

La ‘ley de Nietos’ da un plazo de dos años para entregar las peticiones de nacionalidad con la posibilidad de un año de prórroga, pero fuentes diplomáticas dijeron al rotativo que el aluvión de solicitudes no hará necesaria dicha extensión pues el Gobierno tiene «la urgencia de disponer votantes» cuando se acercan las elecciones.

Estas medidas para agilizar la tramitación de las solicitudes indica «el interés» por parte de Albares para que se agilicen las nacionalizaciones antes del ciclo electoral 2023, informó el rotativo.

Fuente