ENVEJECIMIENTO EN CUBA

ENVEJECIMIENTO EN CUBA

LA HABANA, 11 ene. (Por: Jorge Luis Borges Liranza) Basta con utilizar el transporte público, sentarse en un parque o simplemente caminar por las calles habaneras: salta a la vista la cantidad elevada de adultos mayores.

El alto índice de envejecimiento poblacional en Cuba es un hecho. Especialistas del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE), de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) aseguran que dentro de veinte años Cuba será el país más envejecido de toda América Latina.

Muchos factores influyen en este fenómeno demográfico, entre ellos destaca la baja tasa de fecundidad, el saldo migratorio fundamentalmente de las poblaciones más jóvenes… Sin embargo, el que la mujer y las parejas en sentido general, decidan cuántos hijos tener y cuándo tenerlos, es un avance indiscutible en materia de derechos; así como lo es el vivir más, en tanto la esperanza de vida está rondando actualmente los 78 años.

No son “problemas a enfrentar” pero sin dudas demandan atención especializada, pues no se trata solo de vivir más, sino de vivir más y mejor.

La vejez viene aparejada de limitaciones de variada índole. A nivel de país el cuidado de este número creciente de adultos mayores, la especialización en determinados servicios de salud y el impacto en los centros laborales del envejecimiento acelerado son puntos de partida esenciales a la hora de abordar el asunto.

La Habana está entre los territorios más envejecidos de la Isla y esta muestra fotográfica es una evidencia de ello. Capturar instantes de la vida de estos ancianos es mi aporte desde la fotografía para así comprender un poco más las dinámicas de población y sus nuevas tendencias.

 

 

FOTO: Jorge Luis Borges Liranza