Smoking causes more than 13 thousand deaths annually in Cuba

LA HABANA, 31 may (PL) Más de 13 mil personas en Cuba mueren cada año a causa del tabaquismo activo, lo que equivale a 32 fallecimientos diarios y dos cada hora, se conoció hoy.Datos de la Encuesta Nacional de Salud-2019 arrojaron que uno de cada cinco cubanos de 15 años y más fuma en el país, lo cual equivale al 21,6 por ciento de la población, cerca de dos millones 14 mil 460 personas.

Como consecuencia del consumo pasivo, cada 24 horas fallecen cuatro personas en el archipiélago no fumadoras de 35 años y más, solo por enfermedades asociadas, como cardiopatía isquémica y cáncer de pulmón, indica el texto.

Asimismo, la media de años fumando en dependientes de ese vicio fue de 30,6 años con cerca de 15, 5 cigarros cada día, y el promedio de edad del inicio en este hábito, de 17, 4 años, tanto en zonas urbanas como rurales.

En declaraciones al diario digital Cubadebate, a propósito de celebrar en esta jornada el Día Mundial Sin Tabaco, la epidemióloga Patricia Varona dijo que el mayor problema es el inicio cada vez a menor edad de adolescentes y jóvenes en ese hábito.

‘Dichos grupos constituyen el reemplazo seguro de los fumadores adultos futuros. En esta etapa clave, la influencia del entorno social es vital para que los menores no comiencen con esa práctica tan dañina’, agregó la también miembro de la Comisión Nacional Técnica Asesora para la Prevención y Control del Tabaquismo en Cuba.

Sobre las razones por las cuales los adolescentes comienzan el consumo del tabaco, la especialista subrayó como principales la reafirmación de independencia, búsqueda de aceptación en el grupo, adelantar la adultez y la imitación de modelos cercanos o a los cuales admiran.

Aunque el país caribeño cuenta con una red nacional de servicios asistenciales y de promoción y prevención para la salud, con alternativas para la deshabituación tabáquica solo el 9,0 por ciento de los encuestados hasta 2019 mostró deseos de abandonar el vicio.

Con la llegada de la Covid-19, el tabaquismo se convirtió también en un factor de riesgo para desarrollar complicaciones de la pandemia.

Según Varona, varios resultados científicos han mostrado que fumar puede desencadenar una peor progresión de la infección e incrementar las probabilidades de llegar, a lo largo de la enfermedad, al ingreso en una unidad de cuidados intensivos.

La Encuesta Nacional de Salud 2019 también exploró por primera vez en Cuba el posible apoyo o rechazo de la población a leyes que prohíben fumar y el 92 por ciento de los encuestados se declaró a favor de su implementación, sin diferencias por zona, sexo o grupos de edad, resaltó la especialista. mgt/cdg