Mexico will send two ships with food, medicine and oxygen to Cuba

LA HABANA, 25 Julio  (AP) El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, propuso este sábado que Cuba sea declarada patrimonio de la humanidad y consideró que es un “ejemplo de resistencia”.

El Jefe de Estado mexicano hizo esta declaraciones en una ceremonia a la que asistió el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba para conmemorar el 238° natalicio de Simón Bolívar, que encabezó la lucha para liberar a diversas colonias -hoy países sudamericanos- del dominio de España a principios del siglo XIX.

En tiempos en los que la isla parece estar atascada tecnológicamente en la mitad del siglo pasado y sufre recientes protestas que fueron reprimidas violentamente por el gobierno cubano, López Obrador propuso la designación de patrimonio mundial con que Naciones Unidas galardona a sitios históricos.

Según señaló el mandatario, la Organización de los Estados Americanos (OEA) debe ser reemplazada “por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie”. En esta línea, elogió la capacidad de Cuba para “resistir la hostilidad de Estados Unidos desde 1959″. No es la primera vez que el presidente manifiesta su oposición a las sanciones estadounidenses que restringen el comercio con la isla, y se pronuncia para que se ponga fin a esas medidas.

Sobre la OEA, con sede en Washington, López Obrador dijo que “no debe descartarse” la sustitución de ese organismo, que debería funcionar de manera independiente y con carácter “mediador”. México ha manifestado públicamente sus desavenencias con los máximos responsables de la OEA por su papel en la situación política de diversos países, entre ellos Bolivia.

El gobierno mexicano anunció -hace días- que enviará el domingo a Cuba dos barcos con alimentos y materiales médicos. Según detalló, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México llevarán tanques de oxígeno médico, agujas y jeringas, así como alimentos básicos como arroz y frijoles.

México hizo el anuncio el jueves, el mismo día que Estados Unidos endureció las sanciones contra algunos funcionarios cubanos por haber sofocado violentamente unas protestas callejeras que estallaron a principios de mes en la isla.