El peso cubano rumbo al abismo

El peso cubano rumbo al abismo

LA HABANA, 15 dec. El euro y la moneda libremente convertible (MLC) experimentaron nuevas subidas en las últimas 24 horas en el mercado informal de la compraventa de divisas en Cuba, alcanzando en ambos casos cifras redondas que consolidan, todavía más, el abismo del peso cubano.

La moneda europea encadena este viernes dos días seguidos de aumento y arriba a los 280 pesos, dos unidades más en relación con la jornada precedente.

Resulta llamativo que el valor del euro en el mercado informal ha subido cinco pesos en apenas 48 horas, luego de haberse mantenido nueve días sin variaciones.

Por segunda jornada consecutiva también se incrementa el precio promedio de venta del MLC, que arriba a los 250 CUP, un peso más en comparación con el jueves.

En lo que respecta al dólar, este 15 de diciembre por séptimo día consecutivo se vende como promedio a 270 CUP, según informó el medio independiente elToque en la tasa diaria que reporta la cotización de las divisas en el mercado informal en Cuba.

En la mediana de valores de las últimas 24 horas se registran ofrecimientos de compra promedio para el euro en 275 pesos y de 280 en la venta.

En el caso del MLC, la mediana marca 248 pesos en la compra y 250 en la venta.

Y ojo, el dólar registra registra ofrecimientos de compra en 270 CUP y de hasta 272 en la venta, lo que podría anticipar una inminente subida de la moneda estadounidense.

El peso cubano rumbo al abismo

La subida de precio de las monedas de referencia en el mercado informal beneficia a quienes realizan tales transacciones a nivel de calle con vistas a saciar las crecientes necesidades del día a día.

El mercado cambiario informal rige gran parte de la vida de los ciudadanos residentes en la isla, quienes subsisten asfixiados por la inflación, la escasez y la irrefrenable crisis económica.

Un artículo publicado por elToque el miércoles analizó los vaivenes cambiarios de los últimos meses.

En lo que va de 2023 el peso cubano acumula una depreciación cercana al 50 % frente al dólar y al euro en el mercado extraoficial de divisas.

No obstante, de cara a los próximos meses la citada fuente anticipó que, si bien se mantendrán «los factores macroeconómicos que sustentan la devaluación del peso cubano, es probable que el ritmo o velocidad de la depreciación tienda a moderarse durante 2024».

Un artículo publicado en noviembre en el diario oficialista Granma calificó el valor del dólar en el mercado informal como «ficticio».

La economista venezolana Pasqualina Curcio aseveró que los movimientos de compraventa de monedas en el mercado informal no reflejan la realidad económica de Cuba, y estimó que se trata de una «manipulación política y económica de fuerzas externas, pensadas para desestabilizar a gobiernos no alineados con la política exterior estadounidense».

Un artículo posterior publicado por elToque tildó de «engañosa» tal afirmación por simplificar el fenómeno.

«La emergencia del mercado informal de divisas y la evolución del valor del peso cubano frente a monedas extranjeras son reflejo de la crisis económica de Cuba y de las decisiones gubernamentales. La crisis tiene raíces múltiples, incluidas políticas pasadas y actuales», afirmó Glenda Boza Ibarra.

«En el contexto de una profunda crisis económica, caracterizada principalmente por una aguda escasez de divisas en la economía en su conjunto, el desenlace inevitable es la depreciación de la moneda nacional», añadió la citada fuente.

El economista Ricardo Torres, por su parte, calificó de «error grave de política económica» considerar ilegales transacciones que reflejan la oferta y la demanda de divisas, e indicó que las mismas autoridades podrían comenzar a crear los mecanismos para regularizar ese mercado.

La tasa de referencia de elToque -que tanto incomoda al gobierno cubano- se elabora tras analizar los anuncios de compra y venta publicados en redes sociales y sitios web de clasificados. A partir de ese resultado se establece un precio que sirve para conocer los valores de las principales divisas que circulan en el país.

Fuente