El Papa Francisco nombró a Marcos Pirán como obispo auxiliar en la Diócesis de Holguín

El Papa Francisco nombró a Marcos Pirán como obispo auxiliar en la Diócesis de Holguín

LA HABANA, 19 marzo  El padre Marcos Pirán, de nacionalidad argentina, fue designado por el Papa Francisco como obispo auxiliar de la Diócesis de Holguín,

según una publicación del servicio de noticias de la Iglesia Católica de Cuba.

Al momento de su designación, Pirán se desempeñaba al frente de la parroquia de San José en la propia ciudad holguinera, donde se asentó por primera vez hace 20 años cuando llegó a Cuba al servicio de la fe cristiana.

Luego de un periodo de 7 años en el servicio pastoral en la Diócesis cubana de Guantánamo-Baracoa, en la parroquia de Maisí, regresó a Holguín en 2012 donde fue nombrado párroco de San José.

Marcos Pirán es miembro de la Comisión Diocesana de Misiones desde 2016 y a partir de 2020 fue reconocido como vicario pastoral de la Vicaría de Holguín. Es también miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores.

El reverendo nació en Buenos Aires el 7 de marzo de 1961 y desde el 9 de diciembre de 1988 fue ordenado sacerdote en la Diócesis de San Isidro.

Desde 1988 hasta el año 2000, prestó su servicio pastoral en la Diócesis de incardinación, primero en la parroquia del Perpetuo Socorro, en Rincón de Milberg, y después como párroco de la parroquia de la Sagrada Familia y de la cuasiparroquia de San Antonio en Carapachay.
¿Cuáles son las funciones de un obispo auxiliar?

El obispo auxiliar, al igual que el obispo diocesano, es el sacerdote que recibe por el sacramento del orden el grado del episcopado. La diferencia radica en que el obispo colabora auxiliar con el obispo diocesano de alguna diócesis existente.

Por el número de Obispos Auxiliares, sus similares Diocesanos, pueden nombrarlos Vicario General, de Pastoral, Episcopal o Ambiental, aunque los primeros podrán especializarse en temas como Movimientos Apostólicos u otros, si así correspondiere y al que le corresponda el primer cargo, podrán asumir el Gobierno Eclesiástico, siempre y cuando se ausente, esté impedido, renuncie, fallezca o sea trasladado de Diócesis.

En el caso del Papa Francisco, en 1992 fue Obispo Auxiliar y en 1998 Arzobispo Coadjutor y posteriormente Diocesano de Buenos Aires y de Juan Pablo II, fue Obispo Auxiliar y Arzobispo de Cracovia, 2 casos emblemáticos de Obispos Auxiliares que llegaron a ser Cardenales y posteriormente Papas.(www.periodicocubano.com )