El mercado de Cuatro Caminos cumple 100 años

LA HABANA, 17 mayo Crónicas de la época señalan a 1920 como el año inaugural del hoy conocido Mercado de Cuatro Caminos. El nombrado originalmente como Mercado General de Abastos y Consumo Único o Mercado Único pronto rebasó a sus similares por la estabilidad, el esplendor y la popularidad, para convertirse poco a poco en uno de los sitios comerciales más famosos de la capital cubana.

La plaza de Cuatro Caminos, como así la bautizaron los clientes, ocupó desde sus inicios toda una manzana limitada por las calles Monte, Cristina, Matadero y Arroyo, para conformar un verdadero enjambre de comerciantes, compradores y visitantes, rodeados por un creciente flujo vehicular y el trasiego incesante de mercancías.

Además de sus monumentales proporciones y elegante apariencia, mucho contribuyó, de igual manera, al renombre alcanzado su ubicación estratégica cercana al puerto, al ferrocarril, con acceso a vías principales de la ciudad y ser punto de encuentro de las barriadas de Centro Habana, Cerro y La Habana Vieja.

Así, este año el Mercado de Cuatro Caminos llegará a sus cien años de creado y lo hará bajo el signo de una imagen renovada, a partir de la optimización en el empleo de los espacios, la variedad de las ofertas y la calidad de los servicios, en una atractiva combinación de la gestión estatal y los trabajadores particulares.

Aunque pobladores de ese entorno agradecen el cambio ostensible de la edificación, como parte misma de la cultura de esa populosa zona habanera se mantienen el espíritu del bullicio callejero, los simpáticos personajes, los cadenciosos pregones y los olores característicos de la antigua instalación.

En estos tiempos de COVID-19, el Mercado de Cuatro Caminos  destaca por la diversidad en la oferta de productos, y los servicios que ofrece a la población-incluidas las entregas a domicilio-, muy importantes para garantizar el distanciamiento social, como parte del combate a esta pandemia.

( www.radiociudadhabana.icrt.cu )